Policía checa afronta un masivo abandono de profesionales

Ministro del Interior, Ivan Langer (Foto: CTK)

El cuerpo policial checo registra falta de personal. Unos 3.300 profesionales hacen falta actualmente y la cifra podría llegar a unos cinco mil a comienzos del año 2008. Así lo cree el ex ministro del Interior, Frantisek Bublan.

 Frantisek Bublan, el ex ministro del Interior
"Hasta cinco mil profesionales le pueden faltar a la Policía checa a finales del presente año", dijo este domingo Frantisek Bublan, ex ministro del Interior, en un debate con el ministro del Interior, Ivan Langer, en la Televisión checa.

Según Bublan, tal situación se debe, sobre todo, a la nueva ley que entró en vigor a comienzos del presente año y que regula el trabajo de policías, bomberos, aduaneros y carceleros. La normativa anuló los pagos extra por trabajos durante fines de semana, días festivos y por servicios nocturnos y provocó la reducción de sueldos de casi 2.500 policías.

El ex ministro asimismo advirtió sobre las incorrectas prácticas de contratación de personal de la Policía checa. Dijo que en algunos casos la institución volvía a tratar con aquellos candidatos que ya habían sido rechazados en concursos anteriores.

"Los funcionarios policiales se ven presionados por reclutar nuevo personal. Por eso buscan la manera más fácil de conseguirlo y algunos vuelven a tratar con los candidatos que fueron rechazados en el concurso hace un año, por no haber cumplido con algunos requisitos", dijo Bublan.

Ministro del Interior, Ivan Langer (Foto: CTK)
El ministro del Interior, Ivan Langer, rechazó tal afirmación, pero indicó que haría averiguaciones del caso con el presidente de la Policía.

Langer admitió la creciente escasez de profesionales en la Policía checa. Sin embargo, destacó que eran más bien policías veteranos quienes abandonaban sus puestos.

Algunos sindicalistas policiales planean para la semana próxima una manifestación en Praga para protestar contra las actuales condiciones laborales.

"Los líderes sindicales violan las reglas que establecimos e interrumpen las negociaciones que mantenemos", dijo Ivan Langer. Según Frantisek Bublan, los sindicalistas expresan la frustración de los policías por el incumplimiento de promesas relacionadas con los pagos extra por parte de sus jefes.