Ministerio del Interior persigue disminuir robos de automóviles

El Ministerio del Interior decidió poner coto a la creciente ola de robos de automóviles en la República Checa. En el país son sustraídos anualmente 25 mil vehículos, lo que en promedio lo convierte en uno de los más afectados en Europa.

El robo de automóviles es un problema internacional. Para las bandas criminales representa un “buen negocio” que les trae ganancias millonarias. Los automóviles robados son exportados ilegalmente a otros países, o se desguazan y se venden en forma de repuestos.

Esta práctica representa el 25 por ciento del número total de delitos cometidos anualmente en la República Checa. Por este motivo, el Ministerio del Interior elaboró un plan de cómo combatir este tipo de delincuencia, que fue presentado por el jefe de esa cartera, Ivan Langer.

“El instrumento más importante lo representa la identificación obligatoria de cada vehículo y la necesidad de su registro en los sistemas computarizados. También es indispensable la introducción de un estricto control en los cementerios de automóviles, donde termina el 80 por ciento de los vehículos robados”, insistió Langer.

Ivan Langer, ministro del Interior
En la actualidad, los cementerios de automóviles en la República Checa no tienen la obligación de llevar registros sobre el origen de los vehículos allí depositados. Esto posibilita a los ladrones deshacerse fácilmente de los coches desmontados. Para impedirlo, el ministro Langer pretende introducir el registro obligatorio de los coches desechados y prohibir la venta de repuestos sin que éstos tengan documentos que testimonien su origen.

Entre otras medidas a adoptar, figura la creación de un grupo especial, adjunto al Departamento de Lucha contra el Crimen Organizado, que se ocuparía del problema. Otro paso será hacer más estrictos los controles técnicos que contribuirán al descubrimiento de aquellas partes del vehículo que no sean originales, o que no tengan el correspondiente número de identificación.

En la República Checa, con 10 millones de habitantes, son robados aproximadamente 25 mil autos anualmente, lo que es una cifra considerable tomando en cuenta la población del país. La situación más grave a nivel europeo la enfrenta Italia, donde se registran 300 mil robos al año. Según informó la Interpol, en Europa Occidental desaparecen cada año entre 500 y 800 mil coches.