Papa Benedicto XVI recordará en Chequia los 20 años de la libertad

r_2100x1400_radio_praha.png

La fe, la esperanza, el amor. Estas tres materias dominarán a la primera visita del Papa Benedicto XVI a la República Checa. El Sumo Pontífice llega a Praga este sábado y se quedará hasta el lunes en el país.

Papa Benedicto XVI, foto: ČTK
El Papa Benedicto XVI visita la República Checa en un año en que se conmemora el 20 aniversario de la caída de los regímenes totalitarios en Europa Central y del Este. El obispo Václav Malý adelantó que la relación entre la fe y la libertad y la participación del cristiano en la vida de la sociedad serán algunos de los temas que el Santo Padre mencionará en sus discursos.

Malý también destacó la importancia de la misa que el Santo Padre oficiará en Stará Boleslav el 28 de septiembre, fiesta de San Venceslao.

“Es una señal simbólica ya que San Venceslao representa la soberanía checa y a la vez un monarca que no comprendía el poder como de su propiedad, sino como algo que le fue encomendado y que debe administrar con responsabilidad. La visita del Papa demuestra también que San Venceslao no es una figura del pasado, sino que su legado sigue siendo actual”.

Antes de la misa, Su Santidad visitará el hogar para sacerdotes ancianos de Stará Boleslav para expresar su gratitud a estos eclesiásticos que desempeñaron su oficio en condiciones difíciles durante los largos años del comunismo.

En el programa de Benedicto XVI figura asimismo un encuentro con el Consejo Ecuménico de las Iglesias. Su vicepresidente, Joel Ruml, apuntó que el Papa no viene a solucionar el problema del ecumenismo y las relaciones entre las Iglesias en la República Checa.

“Sabemos que el Papa procede de Alemania, que es un importante teólogo y experto en la Biblia, que conoce muy bien la teología protestante y que tiene una postura reservada hacia las iglesias protestantes. Pero a la vez sabe que las cosas que no están aclaradas no se pueden resolver inmediatamente y enseguida”.

En la Sala Vladislao del Castillo de Praga se reunirán con el Sumo Pontífice representantes del mundo académico. Se trata de un lugar simbólico para la Universidad Carolina de Praga que celebra aquí cada 50 años el aniversario de su fundación por el Arzobispado de Praga y el rey Carlos IV en 1348. Benedicto XVI recibirá como regalo dos tomos de la Historia de la Universidad Carolina, encuadernados en piel.

El obispo Václav Malý estima que la asistencia a las misas que el Santo Padre celebrará en Brno y Stará Boleslav superará a las de su visita a la vecina Austria. En el Aeropuerto de Brno-Tuřany se espera el domingo la presencia de unos 100.000 creyentes y unos mil eclesiásticos. En Stará Boleslav el número de creyentes debería llegar a unos 50.000.