‘Paisaje en la sombra’ revive el drama de la expulsión de los alemanes tras la guerra

'Shadow Country', photo: Czech Television

La nueva película de Bohdan Sláma aborda el tabú de la persecución a los alemanes en Checoslovaquia tras la Segunda Guerra Mundial. Rodada en blanco y negro, ‘Paisaje en la sombra’ está basada en la historia real de la masacre de Tušť.

Cuando se pasa por los tranquilos pueblos fronterizos de la República Checa, como en el que vive el propio director Bohdan Sláma, es difícil imaginar el pasado tan duro que guardan en silencio muchos de ellos.

'Paisaje en la sombra', foto: Bontonfilm

En el largometraje ‘Paisaje en la sombra’ (Krajina ve stínu) alemanes, austriacos y judíos vuelven a esas aldeas de casas blancas bajas y terrenos para criar animales y plantar grano en las que convivieron con los checos en el Sur de Bohemia durante siglos. Pero en apenas unos años desaparecieron para siempre.

El guionista del largometraje, Ivan Arsenjev, considera que va siendo hora de que se trate abiertamente una cuestión incómoda de la historia checa, como explicó a la Radio Checa en el estreno de la película.

'Paisaje en la sombra', foto: ČT

“Es un asunto que no hemos resuelto, un problema que sigue esperando a que ajustemos cuentas con nosotros mismos y llamemos a las cosas por su nombre para que podamos superarlo. Por otro lado, se trata de una historia interesante para un cineasta, apasionante, con muchos atributos que hacen que sea un relato poderoso”.

El guion se basa en lo sucedido antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial en la pequeña localidad de Tušť, tristemente recordada por el asesinato de 14 de sus vecinos alemanes a manos de una de las conocidas como guardias revolucionarias, que camparon a sus anchas por las regiones fronterizas recién liberada Checoslovaquia del nazismo.

Ivan Arsenjev, foto : ČT

‘Paisaje en la sombra’ se adentra en la vida de aquellas comunidades heterogéneas precisamente cuando el ambiente empieza a enrarecerse demasiado con la proclamación del Protectorado de Bohemia y Moravia en 1939. Los nazis ocuparon la Checoslovaquia democrática, que dejó de existir, y se volvió más importante que nunca a cuál de las naciones pertenecía cada uno. En algunos casos, como en el de la familia Veber de la película, tampoco estaba tan claro. Había matrimonios mixtos y también hubo personas que decidieron declararse alemanes por una u otra razón. Decisiones que, seguramente, nunca pensaron que podrían costarles tan caro.

Tras varios años de dominación alemana, el final de la guerra trajo venganzas, destierros y, finalmente, la expulsión del país de los alemanes y la pérdida de sus propiedades de forma oficial con los Decretos de Beneš en 1948.

'Paisaje en la sombra', foto: ČT

Pero la película va más allá y llega hasta la década de los 50 para contar una parte mucho menos conocida de la historia checa que afectó a personas que sí pudieron volver a sus casas, explica Arsenjev.

“Lo interesante, y que no se conoce mucho, es que hubo una segunda deportación. Era como la especialidad de esta región. La gente que volvió del destierro y que ya tenía el estigma de “alemanes”, fueron de nuevo deportados entre los años 1949 y 1952 al interior del país, a casas inhóspitas medio en ruinas en lugares lo más lejanos posible de sus hogares. Tenían prohibido volver a sus pueblos ni para el Día de los Difuntos. La Policía secreta los vigilaba y no podían ir ni a visitar las tumbas de sus familiares. Es algo completamente desconocido y me pareció bien alargar la película para mostrarlo”.

Bohdan Sláma, foto : Elena Horálková, ČRo

Bohdan Sláma e Ivan Arsenjev pasaron un año entero buscando los actores para una película sin protagonistas, o, mejor dicho, en la que cada miembro de esa comunidad rota es protagonista. El mismo periodo se dedicó, aseguran, a afinar el guion y las escenas para que el resultado fuera realmente convincente. Y lo es porque cada uno de los personajes tiene una visión de la realidad, explicó el director a la Radio Checa.

“Yo no sé ya lo que es verdad y lo que no lo es. Solo veo que cada persona vive cada situación de una forma completamente única y personal, y es lo que queríamos representar. De no ser así, los personajes estarían estereotipados y no darían ninguna impresión de autenticidad. Lo que sucede en realidad ante cada situación es que cada uno reacciona de una manera. Uno se esconde, otro da un paso al frente, uno se queda mirando, otro sale huyendo… Esto es lo que hemos intentado mostrar”.

'Paisaje en la sombra', foto: ČT

Bohdan Sláma quedó muy satisfecho, además, de otra de las elecciones que marcan la producción: su característico blanco y negro.

'Paisaje en la sombra', foto: ČT

“El productor aceptó rodar en celuloide, que fue idea mía, y no en digital, y aceptó rodarla en blanco y negro. Creo que hay prejuicios falsos sobre la experiencia que espera la gente cuando va a al cine. El blanco y negro es una estilización. Tiene un efecto visual tremendo. El blanco y negro le sienta bien a la película”.

Entre el blanco y negro y la cruda historia que cuenta, ‘Paisaje en la sombra’ llega a recordar por momentos a uno de los grandes clásicos de la cinematografía checoslovaca, ‘La tienda de la Calle Mayor’. Ha pasado más de medio siglo desde que Ján Kadár y Elmar Klos se llevaran un Oscar por aquella película que hace que retumben en nuestras conciencias los crímenes de los que son capaces personas normales y corrientes. No se trata de capítulos aislados ni propios de un pueblo en concreto, dice Ivan Arsenjev.

'Paisaje en la sombra', foto: ČT

“Para mí puede que lo más importante de esta historia es su extrapolación. Desde el principio vi que tenía algo de actual. En la historia se muestra que estas cosas son atemporales y pueden suceder en cualquier parte. Sucedieron aquí y vimos que exactamente lo mismo sucedió en los Balcanes hace pocos años. Sería muy inocente pensar que esto no tiene nada que ver con nosotros. Para mí es un poco la condena del siglo XX, que la gente normal y corriente tuvo que enfrentarse todo el tiempo a muchas situaciones de este tipo, decidir si tomar partido o no hacerlo. Nosotros tenemos la suerte de que por ahora no nos hemos encontrado con nada similar. Pero la frontera entre la tranquilidad y la intranquilidad es muy delgada. Con esta historia me he estado preguntando desde el principio cómo reaccionaríamos ante una situación como esta”.

Golpeando conciencias, ‘Paisaje en la sombra’ ha conseguido abrirse paso en un año particularmente difícil para la industria cinematográfica con uno de los estrenos más sonados de los últimos tiempos. Que en Chequia se esté hablando gracias a la película de una de las páginas de su historia más perturbadoras es, seguramente, el primer éxito que pueden anotarse sus responsables.

'Paisaje en la sombra', foto: ČT
Autores: Tomáš Pilát , Daniel Ordóñez
palabra clave:
audio