Olomouc-Cabra: Un programa de intercambio acerca a adolescentes checos y españoles

Estudiantes checos en Cabra, foto: Fundación Aguilar y Eslava

Un programa de intercambio ha puesto en contacto a los estudiantes del instituto Hejčín de Olomouc con los del instituto de la ciudad española de Cabra. Mientras que los checos tuvieron hace poco la oportunidad de visitar Andalucía, los españoles llegan a Moravia esta semana, preparados para conocer mejor la cultura checa y fortalecer sus incipientes lazos de amistad.

Manuel Chacón, foto: archivo de Manuel Chacón
Manuel Chacón llegó a la República Checa hace 20 años para estudiar Relaciones Internacionales e Historia y Cultura checas. Después de varios años en el país, Manuel regresó a España, pero una parte de su corazón permaneció en su ciudad adoptiva de Olomouc. Ahora, profesor de Geografía e Historia en el instituto Aguilar y Eslava, en Cabra, ha conseguido que el amor que siente por Chequia dé sus frutos.

En colaboración con su amigo Martin Stánec, profesor en el instituto Hejčín de Olomouc, Chacón ha organizado un programa de intercambio que ha puesto en contacto a alumnos de ambos centros, promoviendo en uno y otro lado la cultura de sus respectivos países, nos cuenta.

“Consiste básicamente en una selección de candidatos: tanto estudiantes españoles como checos. Luego les emparejamos según características personales varios meses antes del viaje. Ellos han estado comunicándose por teléfono, whatsapp, Facebook o correo electrónico. Han estado hablando en inglés, español, y un poco de checo que hemos enseñado a los españoles, cuestiones básicas. Pero sobre todo inglés y español”.

Estudiantes checos del programa de intercambio, foto: José Moreno Álvarez
La selección de los alumnos que participan en el programa se realizó por medio de entrevistas personales y teniendo en cuenta el currículum académico. Aun así los dos grupos son ligeramente distintos, comenta Chacón.

“Los checos son 11 y dos profesores. Los españoles somos 21 estudiantes y tres profesores. Estudian inglés como primera lengua internacional y español como segunda lengua, es el tercer año que hacen. Las edades son variopintas, porque ellos tienen todos los estudiantes del penúltimo curso del “gymnázium”, tienen 18-19 años. Los nuestros sin embargo son de esa edad la mitad, y la otra mitad tienen 15 años”.

Un puente entre Cabra y Olomouc

Murallas de la ciudad vieja en Cabra, foto: Maria Jose Carmona Gonzalez / CC BY-SA 4.0
Pasado el periodo de contactos y conocimiento entre los alumnos participantes, llegó el esperado momento de encontrarse en persona. En primer lugar fue el turno de los estudiantes de Olomouc, que pasaron a principios de abril una semana en Cabra. Su presencia vino reforzada por el esfuerzo institucional de las autoridades checas de promover su cultura nacional en España, nos cuenta Chacón.

“En Cabra, en la provincia de Córdoba, primero tuvimos una ceremonia de bienvenida. Asistió la agregada de Educación y Cultura de la embajada checa en Madrid, Jana Korbelová, y dimos una conferencia sobre la historia y cultura de la República Checa, para que tuvieran los alumnos y sus padres una visón general del país. Luego la agregada explicó el sistema educativo checo y las posibilidades de estudiar en la República Checa y de estudiar checo en España, que se puede estudiar en Granada, Madrid y Santiago de Compostela”.

Jana Korbelová firmando en el libro de la Fundación Aguilar y Eslava, junto al presidente de la misma, Salvador Guzmán Moral, foto: archivo de Manuel Chacón
Durante su estancia los estudiantes checos visitaron el Parque Natural de la Sierra Subbética, incluyendo el santuario de la Virgen de la Sierra, el patrimonio de Cabra, con su museo arqueológico, iglesia y palacios, así como la mezquita de Córdoba y el centro histórico de la ciudad de Málaga.

Además de las excursiones culturales, entablaron una relación más estrecha con sus anfitriones españoles, se alojaron en sus casas y asistieron con ellos a clase.

“Ellos asistieron a las clases para practicar el español. También el objetivo es, no solo practicar español e inglés, sino conocer una cultura y la otra, digamos hacer una interculturalidad. Explicaron algo de su país en algunas clases. Incluso en clase de música se intercambiaron músicas de ambos sitios, e incluso en una el profesor Martin Stánec, de “gymnázium” Hejčín de Olomouc, enseñó nociones básicas de polca y algunas cosas así”.

Un centro de difusión de Chequia en Andalucía

Como parte del programa se proyectó además en el instituto la película de Jan Svěřák ‘Escuela Primaria’ (‘Obecná škola’), un clásico checo sobre los azares de una pequeña escuela en el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial.

“Fue en colaboración con el Centro Checo de Madrid y con la embajada, y muy bien. Con un público bastante heterogéneo: estudiantes, profesores o cinéfilos en general. Y tuvo bastante éxito. Antes difundimos una reseña, porque quizás es una película muy para público checo. Si no se conoce un poco la historia checa del siglo XX o algún otro detalle quizá no se comprenda. Pero gustó muchísimo, y mucha gente se identificó además con los años 40, que se reflejan tan bien en esta película”.

Estudiantes checos en Cabra, foto: Fundación Aguilar y Eslava
La visita checa apareció también en los medios de comunicación locales. Entre unas cosas y otras, en Cabra, municipio de unos 21.000 habitantes, la República Checa ha pasado de ser un país casi desconocido a una realidad tangible.

“De alguna forma Cabra se ha convertido en estos días en un centro de difusión de la cultura checa en el sur de España. Porque tuvimos esta jornada checa, cuando vinieron los estudiantes, que tuvimos esa conferencia. Y ahora hemos proyectado esta película, y está resonando. Mucha gente que de Chequia le sonaba Praga como mucho, ahora está descubriendo, por lo menos en nuestra ciudad, que Praga es mucho más, y muy atractiva para muchas cosas”.

Descubriendo Olomouc

Olomouc, foto: CzechTourism
Después de esta primera toma de contacto ha llegado el momento para que los alumnos del instituto Aguilar y Eslava conozcan en persona la República Checa. El programa de la visita, de cuatro días, les permitirá conocer sucintamente la ciudad de Olomouc y los parajes naturales cercanos, explica Chacón.

“El primer día es recepción y una visita por el conjunto histórico-artístico de Olomouc, que es patrimonio de la humanidad. El segundo día va a haber asistencia a clases, en inglés, porque tiene un programa bilingüe en inglés el instituto Hejčín. Y luego va a haber un taller de música y danza tradicional checa con el grupo folklórico del propio instituto, que se llama Hejčíñan.

Jornadas de Cultura Checa en Cabra, foto: José Moreno Álvarez
Y vamos a ir ese día tras el almuerzo a Moravský Kras, y navegaremos por las lagunas interiores. Bastante interesante, porque además nosotros aquí fuimos en Cabra a la Sierra Subbética cordobesa, al parque natural y geológico, que es cárstico, al igual que este de Moravia, así que va a ser interesante la comparación”.

Las actividades comunes continuarán al día siguiente con una excursión senderista y una fiesta campestre de convivencia. El viaje seguirá con una visita a Viena y a Bratislava, desde donde los egabrenses regresarán a España, seguramente, y al igual que su profesor Manuel Chacón en su momento, con un pedazo de Chequia en su corazón.