Muy pronto los checos dirán adiós a las mascarillas

Foto: Christo Anestev, Pixabay CC0

Las mascarillas faciales serán pronto cosa del pasado en la República Checa. El Gobierno anunció este lunes que a partir del 25 de mayo será obligatorio cubrirse la nariz y la boca solo en las zonas interiores y en el transporte público.

Foto: Christo Anestev, Pixabay CC0

La República Checa fue uno de los primeros países europeos en declarar el uso obligatorio de mascarillas faciales para evitar la expansión del coronavirus. Tras dos meses de cuarentena general, las autoridades checas han empezado a suavizar las duras medidas de restricción que se venían aplicando.

Foto: panos13121, Pixabay CC0
Después de la apertura de los centros comerciales a partir de este lunes, el ministro de Salud Adam Vojtěch anunció que desde el próximo 25 de mayo los ciudadanos podrán salir sin mascarillas faciales. No obstante, será indispensable guardar una distancia mínima de dos metros entre las personas.

“Después del 25 de mayo será obligatorio llevar mascarillas faciales solo en las zonas interiores, medios de transporte público, incluido también el servicio de taxis“.

El ministro Vojtěch dijo a la Radio Checa que reducir el uso de las mascarillas ha representado tomar una decisión delicada en este momento y que todavía se están puliendo algunos detalles.

“En este paso de transición, estamos lidiando por ejemplo con una situación en la que una persona sale de paseo sola, no hay nadie cerca de ella. En tal caso, no tendría que usar mascarilla, pero en otros sería necesario“.

Adam Vojtěch, foto: ČTK / Vít Šimánek
La situación presentada por el ministro trata de explicar el caso contrario, cuando una persona se encuentre en el exterior a una distancia menor de dos metros con una o más personas desconocidas. Ahí será necesario hacer uso de la mascarilla para la protección mutua.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, el viceministro de Salud Roman Prymula, encargado de dirigirse a la nación con informaciones sobre las restricciones y avances, dijo que en esta etapa de la lucha contra la pandemia se planea incrementar el levantamiento de prohibiciones.

“A diferencia de los espacios interiores, en las zonas externas el riesgo es menor. Sin embargo, estamos estudiando la posibilidad de levantar restricciones para aquellas profesiones que se realizan en espacios con altas temperaturas. También analizamos la eventualidad de suavizar algunas medidas para ciertos campos del sector Sanidad”.

El ministro Vojtěch ha manifestado que la eliminación total del uso de mascarillas llevará todavía algún tiempo. Se trata de un paso necesario, pero que a la vez conlleva un gran riesgo. Tras la reapertura de los centros comerciales, la aglomeración de personas aumentará y estarán cerca unos de otros a pesar de que se deba respetar la distancia de seguridad, y en el transporte público ocurrirá lo mismo.

Desde el brote del coronavirus han fallecido en Chequia 282 personas y 4738 se han curado. Se registran 8177 contagios y se han realizado más de 314 000 pruebas.

El estado de emergencia declarado por el Gobierno y prolongado por la Cámara de diputados vence oficialmente el próximo 17 de mayo. El primer ministro Andrej Babiš ha dado a entender que no solicitará a los legisladores una nueva prórroga.