Volverán las mascarillas a partir del 1 de septiembre

Foto: Michaela Danelová, archiv ČRo

Las mascarillas volverán a ser obligatorias en Chequia a partir del próximo 1 de septiembre. La información fue dada a conocer este lunes por el ministro de Salud Adam Vojtěch.

Foto: Pexels / CC0

El regreso de las mascarillas se palpaba en el aire. Era un secreto a voces que los checos comentaban desde el inicio del verano y con mayor intensidad después de que las cifras de contagios empezaran a subir.

Tras el estallido de la pandemia, Chequia fue uno de los primeros países europeos en hacer obligatorio el uso de las mascarillas. Con el correr del tiempo y la disminución de contagios, el levantamiento de restricciones limitó las mascarillas al metro de Praga.

Con la llegada del nuevo aňo escolar y del otoňo, los expertos han decidido devolver su protagonismo a las mascarillas, según explicó en rueda de prensa el ministro de Salud, Adam Vojtěch. A partir del 1 de septiembre será obligatorio a nivel nacional llevar mascarillas, o su equivalente, en todos los medios de transporte, espacios públicos interiores como centros comerciales, tiendas, correos, oficinas, así como en actividades culturales independientemente del número de asistentes.

Adam Vojtěch, foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo

El ministro Vojtěch indicó que la restricción no afectará a los centros de trabajo.

“Las mascarillas no serán obligatorias en los centros de trabajo. La medida se aplicará en los lugares públicos, ahí donde tenemos una aglomeración de personas anónimas. Por ahora así lo hemos determinado”.

El ministro de Educación, Robert Plaga, anunció que el nuevo aňo escolar empezará el 1 de septiembre de manera presencial. La cartera elaboró un manual con recomendaciones para reducir la expansión del coronavirus entre los estudiantes que deberán llevar mascarilla en las instalaciones, pero no en las aulas donde regirán estrictas normas de higiene.

Robert Plaga, foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo

El manual fue elaborado en estrecha cooperación con los directores de escuelas y colegios. Además de medidas higiénicas de prevención se presta atención a otros aspectos, indicó Plaga.

“Entre los puntos de nuestro manual destaca un programa de adaptación para el regreso a clases. Esto es necesario, porque el aňo escolar anterior no fue estándar y ahora debemos crear condiciones para que los estudiantes puedan empezar de la mejor manera posible”.

Entre las nuevas medidas anunciadas por las autoridades checas cabe mencionar la reducción de los días de cuarentena. En lugar de los quince días que se venían aplicando, la cuarentena se reducirá a diez días, pero habrá excepciones en caso de necesidad, tal y como indicara Roman Prymula, representante gubernamental para la investigación sanitaria.

Foto: Vesna Harni, Pixabay / CC0

“En casos específicos los responsables de la prevención de enfermedades contagiosas podrán ampliar la cuarentena. Se trata por ejemplo de personas con un alto nivel de contagio. Después de finalizada la cuarentena, las personas con el sistema inmunitario debilitado deberán acudir a un nuevo test”.

En la República Checa sigue vigente un sistema de semáforo para determinar el nivel de riesgo en las diferentes regiones del país. Hasta la fecha la capital, Praga, y Frýdek-Místek siguen siendo los focos de mayor contagio, pero los expertos aseguran que la situación está bajo control. Los nuevos brotes son locales y en la mayoría de los casos entre personas sin síntomas. En los lugares con brotes mayores, la enfermedad no afecta a las personas más propensas a las enfermedades contagiosas, al tiempo que no crece el número de pacientes hospitalizados, insisten los expertos.

palabra clave:
audio