Miloš Zeman está incapacitado para ser presidente según una comisión del Senado

Miloš Zeman, detrás su portavoz, Jiří Ovčáček

El presidente de la República Checa, Miloš Zeman, no está capacitado para ejercer esa función según la Comisión de Asuntos Exteriores, Defensa y Seguridad del Senado. La actividad del mandatario durante la crisis diplomática con Rusia por la causa de Vrbětice lo demuestra, según sus miembros. El Senado decidirá en una semana sobre la aptitud del jefe de Estado. La oficina del presidente lo considera un ataque a la democracia.

Un análisis de 45 páginas basado en las propias declaraciones del presidente Miloš Zeman fue presentado este miércoles por el jefe de la Comisión del Senado de Asuntos Exteriores, Defensa y Seguridad, el senador y excandidato a la presidencia Pavel Fischer.

Según sus conclusiones, Miloš Zeman no está capacitado para desempeñar el cargo de presidente de la República porque, por ejemplo, no se orienta en el tiempo o el espacio, no es capaz de evaluar las prioridades o de distinguir informaciones reservadas de las que no lo son, según expuso Fischer en rueda de prensa.

“Somos testigos de que parece que el orden constitucional ya no basta para un presidente que está desorientado, cita de forma errónea la Constitución, no recuerda que no es jefe de la Policía o, por ejemplo, presenta la realidad confundiendo causa y efecto”.

El informe se basa en particular en las declaraciones y acciones del presidente checo durante la causa de las explosiones de Vrbětice, en las que murieron dos ciudadanos checos en 2014 y que, al apuntar los servicios de inteligencia checos a la autoría rusa esta primavera, ha desatado una crisis diplomática con Moscú sin precedentes.

Miloš Zeman | Foto: CNN Prima News

Por un lado fue la impericia del Gobierno, como señaló el propio primer ministro británico, Boris Johnson, lo que provocó una tibia respuesta al incidente internacional por parte de la OTAN y la Unión Europea. Pero también la reacción del presidente checo, que, por ejemplo, pone en duda constantemente la versión del incidente de los servicios secretos checos o del propio Gobierno, con quien no actúa de manera coordinada, acusa Fischer. El senador advierte de que Zeman ha procedido en este caso en contra de los intereses del país.

“El presidente de la República Checa actúa contraviniendo su promesa y ni siquiera es consciente de la gravedad y peligrosidad de la actual situación internacional. No hizo nada cuando era necesario para evitar la situación de aislamiento internacional ni para permanecer en contacto con nuestros aliados. ¿Cuántas llamadas de teléfono hizo el presidente de la República? Él mismo dice que se encerró en el palacio de Lány, pero la función de un presidente no es esa”.

Precisamente el Senado ha sido menospreciado a menudo por el presidente en el pasado. Además, para defenderse de sus críticas usa como argumento que ha sido elegido directamente por el pueblo y responde ante él, no ante el Senado. Fischer considera anticonstitucionales tales posturas del jefe de Estado.

Miloš Zeman | Foto: Michaela Danelová,  Český rozhlas

“Todo aquel que desempeña una función constitucional tiene que rendir cuentas y cada una de las instituciones constitucionales tiene que supervisar al resto de brazos del poder del Estado. No puede ser que alguien diga que porque ha resultado elegido no tiene que tomar en consideración a los demás. Con su actividad está comenzando a poner en riesgo el desempeño del resto de instituciones constitucionales”.

Miloš Zeman no ha reaccionado al informe de la Comisión senatorial, pero sí lo hizo su portavoz, Jiří Ovčáček a través de Twitter. “El ataque completamente mentiroso realizado por un grupo organizado de senadores al presidente de la República es un ataque a la constitucionalidad, la libertad y la democracia”, escribió Ovčáček, que agregó que la decisión de esos legisladores le parece muy sospechosa de un delito de rebelión.
Más tarde volvió a twittear que se trata de un “intento organizado de golpe de Estado en estadio de gestación” y llamó a que los órganos competentes actúen de inmediato.

La semana que viene votará el conjunto del Senado sobre la presunta incapacidad del presidente de la República y, en caso de aprobarse, esta debería ser también votada por la Cámara Baja.

Con la actual disposición de la Cámara de Diputados, sin embargo, cabe esperar un apoyo mayoritario a Zeman gracias a los votos de los legisladores del movimiento ANO y su socio de Gobierno, el Partido Socialdemócrata, así como del extremista Libertad y Democracia Directa de Tomio Okamura y del Partido Comunista.