Miloš Zeman desata un escándalo al pedir información reservada al BIS sobre el espionaje ruso

Miloš Zeman, foto: Michaela Danelová, ČRo

Una exclusiva de la Radio Checa desveló la solicitud del presidente al Servicio de Información de Inteligencia checo (BIS) para obtener la identidad de los espías rusos que operan en el país, así como la de los agentes checos que trabajan para Rusia. Para expertos y políticos de la oposición, no solo se trata de una petición fuera de lugar, sino que pretende acabar con los propios servicios de inteligencia nacionales.

El presidente de la República Checa, Miloš Zeman, pidió al jefe de los Servicios de Información de Seguridad (BIS), Michal Koudelka, una lista con los nombres de los espías rusos que operan en Chequia. La Radio Checa consiguió la información a través de tres altos cargos. Zeman solicitó también información sobre las operaciones que realizan los servicios de información rusos en el país y qué checos colaboran con ellos.

Michal Koudelka,  foto: Michaela Danelová,  ČRo

El antiguo director de la Oficina de Contactos Exteriores e Información, Petr Zeman, calificó la solicitud de insólita para la Radio Checa y advirtió que, de ser satisfecha, podría paralizar a los servicios de inteligencia nacionales.

“He trabajado para muchos servicios de inteligencia, también en el extranjero. En los 30 años que me he dedicado a ello, jamás había escuchado que un representante institucional pidiera una información así de esa manera. Es una insolencia”.

La cercanía con el Kremlin de Miloš Zeman y su oficina es un hecho del que alertan analistas y políticos desde hace tiempo. Este lunes, la propia líder del partido TOP 09, Markéta Pekarová Adamová, no dudó en calificarlos directamente de “agentes al servicio de Rusia” tras conocer la información.

Markéta Pekarová-Adamová del partido TOP09,  foto: Vít Svoboda,  ČRo

Precisamente el mismo día en que saltaba la noticia, regresaba de Moscú Martin Nejedlý, asesor de Zeman, tras pasar allí una semana en la que reconoció haberse encontrado con Yuri Ushakov, asesor de Vladimír Putin. De los temas que pudieran tratar hay más especulaciones que certezas.

No se sabe si Koudelka, muy criticado abiertamente por Zeman desde hace tiempo, cumplirá los deseos del presidente. De momento, el jefe de los Servicios de Información de Seguridad pidió a la comisión parlamentaria de control al BIS que se exprese al respecto, en particular en si el presidente tiene derecho a contar con semejante información reservada.

"Impropio de un país europeo civilizado"

Pavel Žáček,  foto: Luboš Vedral,  ČRo

El líder del partido Alcaldes e Independientes, Vít Rakušan, señaló precisamente a los ataques personales de Zeman contra Koudelka como algo impropio de lo que tiene que hacer un jefe de Estado.

“En mi opinión, esto es algo nunca visto en un país civilizado. Por supuesto, esto tiene que ser abordado por el Comité de Seguridad y la Comisión para el Control de los Servicios de Información de Seguridad. Un ajuste de cuentas personal a costa de nuestra seguridad es algo impropio de un país civilizado europeo”.

El primer ministro, Andrej Babiš, se limitó a decir que, por ley, él no puede comentar la información en atención a su cargo. El ministro de Relaciones Exteriores, Tomáš Petříček, calificó de poco corriente la petición de Zeman y recordó que los servicios de seguridad tienen que defender sus fuentes, que esa es la esencia de su funcionamiento.

Jiří Drahoš,  foto: Khalil Baalbaki,  ČRo

El diputado del Partido Cívico Democrático Pavel Žáček alertó a la Radio Checa de los riesgos para Chequia de cumplir con la tarea encomendada por Zeman.

“Esta petición puede, por supuesto, poner en riesgo las actividades que está realizando en este momento el Servicio de Información de Seguridad contra actividades ilegales de los servicios de inteligencia rusos. Creo que, si los servicios de inteligencia cumplieran con esta insolente solicitud del presidente, nos comprometería mucho con la OTAN, pero también con nuestros socios en la Unión Europea”.

Todos los políticos de la oposición coincidieron en señalar el peligro que supone la petición tanto para el futuro de los servicios de inteligencia checos como para sus miembros e informadores a título individual.

Marek Hilšer en Radio Praga,  foto: Ondřej Tomšů

Dos de los antiguos candidatos a la presidencia de la República Checa como Jiří Drahoš o Marek Hilšer, directamente se preguntaron en voz alta cuántos de los asesores de Zeman se encontrarán en la lista pedida por Zeman.

Solo desde el Partido Comunista y por parte del líder de Libertad y Democracia Directa, Tomio Okamura, se ve lógica la petición del presidente, que, en su opinión, tiene derecho de conocer de primera mano estas informaciones. Sin embargo, el presidente del Comité de Seguridad del Parlamento, Radek Koten, diputado por Libertad y Democracia Directa, se alejó del discurso de su jefe de partido al poner incluso en duda a quién beneficiaría pasar información secreta al presidente sobre operaciones en curso.