Más de 60 funcionarios de la embajada rusa deberán abandonar Chequia

Funcionarios rusos abandonan la República Checa

El Gobierno checo decidió limitar el número de diplomáticos y funcionarios de la embajada rusa en Praga, que no podrá ser mayor al de la misión diplomática checa en Moscú. Rusia reaccionó pidiendo la reducción del personal de la embajada checa y acusando a Praga de estar cumpliendo órdenes de otros estados. La Unión Europea y la OTAN apoyan a Chequia, mientras Eslovaquia, Letonia, Lituania y Estonia anunciaron la expulsión de diplomáticos rusos en solidaridad.

La Embajada Rusa en Praga | Foto: Michaela Říhová,  ČTK

Las relaciones entre Rusia y Chequia se encuentran en su momento más delicado en décadas después de que los servicios secretos checos encontraran pruebas de la autoría de los servicios de inteligencia militares rusos de las explosiones del almacén de munición en Vrbětice en 2014 en las que murieron dos personas y se produjeron cuantiosos daños materiales.  Este jueves a mediodía terminó el plazo dado por el Gobierno checo a Moscú para que volviera a aceptar a los 20 funcionarios expulsados de la embajada en Rusia.

Ante el silencio del Kremlin, el primer ministro, Andrej Babiš, el viceprimer ministro, Jan Hamáček, y el ministro de Relaciones Exteriores, Jakub Kulhánek, comparecieron para anunciar el siguiente paso acordado por el Gobierno. La embajada rusa tendrá que limitar drásticamente su personal, expuso Kulhánek.

De izquierda: Jakub Kulhánek,  Jan Hamáček y Andrej Babiš | Foto: Roman Vondrouš,  ČTK

“Por el artículo 11 de la Convención de Viena, limitamos el número de diplomáticos de la embajada rusa en Praga al estado actual de nuestra embajada en Moscú. Esta decisión entra en vigor desde hoy. La parte rusa tendrá hasta finales de mayo para retirar a su personal”.

El primer ministro Babiš expresó su malestar por tener que tomar esta decisión, pero aseguró que Chequia no tenía más opción.

Le Embajada Rusa en Praga  | Foto: Petr David Josek,  ČTK/AP

“La República Checa es un estado soberano y seguro de sí mismo, y las pruebas que tenemos a nuestra disposición del acto terrorista en nuestro territorio gracias al trabajo de los servicios secretos y la Central Nacional contra el Crimen Organizado de la Policía, es algo que no podemos dejar sin respuesta. Digo claramente que no es una situación que nos agrade, no tenemos ningún interés en una escalada de tensión. La República Checa quiere mantener una relación correcta con la Federación Rusa como dos estados soberanos”.

Las dos cámaras del Parlamento habían acordado esta semana que este era el paso que tenía que dar Chequia, por lo que casi toda la oposición apoya al Gobierno. Solo el Partido Comunista y el ultraderechista Libertad y Democracia Directa (SPD) la consideran un error y abogan por posturas más tibias con respecto a Rusia.

Funcionarios rusos abandonan la República Checa | Foto: Michal Kamaryt,  ČTK

Chequia cuenta en este momento con siete diplomáticos en Moscú y 25 técnicos administrativos. Para llegar a esas cifras, la embajada rusa en Praga, la misión diplomática más abultada con diferencia en Chequia, tendrá que despedirse de 63 funcionarios.

Las cuentas que hace Rusia, sin embargo, son distintas, ya que recuerda que de la embajada checa en Moscú dependen también los consulados en San Petersburgo y Ekaterimburgo, así como la Casa Checa en la capital rusa. Chequia emplea a unos 110 trabajadores rusos mientras que los ciudadanos checos asalariados en la embajada rusa en Praga suman solo entre 15 y 20.

Rusia acusa a Chequia de actuar "por encargo"

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, reaccionó airada acusando a Chequia de haber emprendido el camino de la destrucción de las relaciones e incluso de estar realizando una performance. “Este comportamiento no tiene que ver con el sentido común, con la pragmática y, mucho menos, con la diplomacia. Han realizado un encargo, no se puede explicar de otra forma”, declaró Zajárova.

Funcionarios checos abandonan Moscú | Foto: Pavel Golovkin,  ČTK/AP,  /l l/

El presidente de la comisión de Exteriores de la Duma, Leonid Slutski, incluso declaró que las compensaciones que exige Praga por las explosiones debería pedirlas directamente a Washington, que son quienes han empujado a Chequia a cometer “esta enorme provocación”, como calificó el caso.

El ministro de Relaciones Exteriores checo subrayó en la rueda de prensa que la decisión del Gobierno es una reacción a la actividad de los servicios secretos rusos, no contra los rusos de a pie que viven o estudian en Chequia, dijo.

Eslovaquia expulsa a tres diplomáticos rusos en solidaridad con Praga

Kulhánek también agradeció el apoyo recibido por parte de la Unión Europea y la OTAN. La eurodiputada Dita Charanzová, explicó en la Televisión Checa cómo se había expresado este apoyo en Bruselas.

Dita Charanzová | Foto: Eva Dvořáková,  Český rozhlas

“Desde luego, Chequia cuenta con el apoyo del Parlamento Europeo, tal y como lo ha declarado. Además, este jueves se decidió que en la sesión plenaria de la semana que viene se hará un debate y una declaración del Parlamento Europeo sobre las relaciones comunitarias con Rusia porque se está dando una escalada de tensión en muchos lados, tanto en la frontera ruso-ucraniana, o con el empeoramiento del estado de salud del opositor Alekséi Navalni. El caso checo también será mencionado en el propio encabezamiento, de lo que me alegro mucho. Creo que así se dice claramente que tenemos que evaluar de nuevo cómo están establecidas hasta ahora las relaciones entre la Unión Europea y la Federación Rusa”.

También en las últimas horas Lituania anunció la expulsión de dos diplomáticos rusos y Estonia y Letonia uno cada uno en reacción a la crisis ruso-checa.

La OTAN también volvió a expresar su solidaridad con la República Checa y su “profunda inquietud por los actos de desestabilización que Rusia sigue realizando en el espacio euroatlántico y en el territorio de la Alianza”.

Por el momento, la reacción más firme fuera del país provocada por los eventos en Chequia, fue tomada por Eslovaquia, que expulsó a tres diplomáticos rusos tal y como anunció el primer ministro, Eduard Heger.

Eduard Heger | Foto: Úřad vlády ČR

“La República de Eslovaquia, como estado soberano, no puede tolerar que miembros de misiones diplomáticas extranjeras no respeten este principio de soberanía. En relación a los acontecimientos en la República Checa, a quien una vez más reiteramos nuestra solidaridad y apoyo total, y tras un análisis a fondo de los informes de nuestros servicios de información, que colaboran estrechamente con sus homólogos de países aliados, queremos informarles de que tres representantes de la misión diplomática de la Federación Rusa, tendrán que concluir su actividad y abandonar el territorio de Eslovaquia en siete días”.

La canciller alemana, Angela Merkel, también mostró su solidaridad con Chequia y habló por teléfono con Andrej Babiš este jueves acerca del incidente en Vrbětice, cuya crisis diplomática no ha hecho sino comenzar.