Jan Kulhánek, de 37 años, nominado a ministro de RR.EE. checo

Jakub Kulhánek

La destitución del ministro de RR.EE., Tomáš Petříček, ha dejado al descubierto la tensión que reina en la Socialdemocracia, la segunda agrupación del gobierno minoritario de coalición checo.

Las críticas contra Tomáš Petříček habían ido en aumento desde hace varios meses. El presidente de la República, Miloš Zeman, y los comunistas expresaron públicamente su desagrado cuando el jefe de la diplomacia dijo en voz alta que la participación de una empresa rusa en la licitación para la ampliación de la planta nuclear de Dukovany representaba un peligro para la seguridad nacional.

Miloš Zeman | Foto: Michaela Danelová,  Český rozhlas

Ante la presión del presidente Zeman, para que se aplicara a la población la vacuna rusa Sputnik V, aun sin disponer de la aprobación europea, Petříček coincidió con el ministro de Salud Jan Blatný, también destituido, de que la aprobación de la vacuna por parte de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) era indispensable.

El líder socialdemócrata, Jan Hamáček, que es también viceprimer ministro, ministro del Interior y jefe de la Comisión Central de Crisis, constituida a raíz de la pandemia, se hizo cargo de manera temporal del Ministerio de RR.EE., pero al final optó por nominar a la cartera de Exteriores a Jakub Kulhánek, de 37 años, hasta la fecha viceministro del Interior.

Jan Hamáček  (a la derecha) | Foto: Ondřej Deml,  ČTK

Hamáček habría preferido dar el cargo a Lubomír Zaorálek, que ya en el pasado había sido jefe de la diplomacia checa. No obstante, Zaorálek lleva en este momento la cartera de Cultura y, a pesar de ser un diplomático experimentado, dijo no sentirse en condiciones de tomar, así a la carrera, la agenda de política exterior.

Tras conocer la nominación de Kulhánek, el primer ministro Andrej Babiš expresó ante las cámaras de la Televisión Checa su satisfacción por el paso dado por los aliados de coalición.

“Como primer ministro me encargo de la agenda europea, a nivel del Consejo, y eso es para nosotros de suma importancia. Creo que después del nombramiento (de Kulhánek) la cooperación será todavía mejor”.

Lubomír Zaorálek | Foto: Kateřina Šulová,  ČTK

De acuerdo con Babiš, Kulhánek es un funcionario con cierta trayectoria, se desempeñó como viceministro y en otros cargos, conoce el funcionamiento de la administración pública, por lo que espera una buena labor.

Jiří Ovčáček, portavoz del presidente Zeman, adelantó que el mandatario

no se opuso a la nominación de Kulhánek.

“El presidente de la socialdemocracia Hamáček y el primer ministro Babiš se expresaron de manera positiva sobre la nominación de Kulhánek. Pero ahora es importante que mantenga un entrevista con el presidente Zeman”.

Desde el bando de la oposición las cosas se ven de manera diferente. El líder del Partido Cívico Democrático, Petr Fiala, expresó que el gobierno actúa de manera caótica, porque despide a un ministro y no sabe quién lo reemplazará.

Tomio Okamura | Foto: Filip Jandourek,  Český rozhlas

El líder del Partido por la Libertad y la Democracia Directa, Tomio Okamura, fue contundente en su crítica para la televisión pública.

“El problema radica en que uno de los ministerios más importantes lo ocupará una persona que no conocemos. Nunca compareció ante la Cámara de Diputados, nunca le hemos visto. Representará los intereses del Gobierno, de la República Checa en el exterior, pero no sabemos nada de él, no sabemos qué piensa”.

El opositor Partido Pirata, reconoce que a pesar de que Kulhánek dispone de conocimientos en temas de política internacional, carga sobre sus espaldas un gran peso del pasado que lo vincula con China, indicó el diputado Jan Lipavský, miembro de la Comisión de Exteriores de la Cámara Baja.

Jan Lipavský  | Foto: Partido Pirata,  Flickr,  CC BY-SA 2.0

“No consideramos que se trate de un buen candidato, por su antigua cooperación con la empresa china CEFC”.

La empresa CEFC Europa, en la que Kulhánek trabajó como asesor, se dedica al análisis de los mercados europeos y las posibilidades que ofrecen a las inversiones chinas.

De acuerdo con la presidenta del partido TOP 09, Markéta Pekarová Adamová, lo ocurrido contribuye a reducir la credibilidad del Ministerio de RR.EE. “Defender los intereses de China, un país comunista totalitario, es probablemente la principal calificación que escucha en este momento la cúpula socialdemócrata dirigida por Hamáček”.

El viceprimer ministro y líder socialdemócrata Jan Hamáček viajará el próximo lunes a Moscú para debatir sobre el posible suministro de vacunas Sputnik V a la República Checa.