Los médicos checos hacen pagar a las aseguradoras intervenciones nunca realizadas

Dušan Vrbecký en entrevista con la señora Miluše, foto: ČT

Algunos médicos checos cobran a las compañías de seguros por actos que nunca se han efectuado y no siempre se trata de un error.

Dušan Vrbecký en entrevista con la señora Miluše, foto: ČT
Las aseguradoras checas pierden cada año millones de euros al reembolsar intervenciones ficticias a los médicos. En la mayoría de los casos, estas discrepancias se revelan solamente gracias a las advertencias de los asegurados, que las descubren en sus informes de gastos médicos.

Un caso extraordinario es el de la señora Miluše, que según el informe médico ya debería haber fallecido.

“Consulté el informe de gastos médicos que ponía que en el hospital universitario de Ostrava me deberían haber hecho una autopsia. Es decir, que según estos datos, ya debería estar muerta”, relató.

Tres días antes de la supuesta autopsia, de un coste de miles de euros, la señora Miluše también se debería haber sometido a una prueba cromatográfica para detectar la presencia del alcohol en el cuerpo. Sin embargo, este acto tampoco se ha realizado.

Tomáš Oborný, foto: ČT
El portavoz del hospital universitario de Ostrava, Tomáš Oborný, explica cómo surgió este desacierto.

“El fallo se produjo al transcribir el número de asegurada de la documentación a la computadora. Dado que el número erróneo realmente existe, el ordenador no lo calificó como incorrecto y posibilitó seguir introduciendo datos”.

La aseguradora reembolsó el coste de la autopsia al hospital, sin embargo, no dejó de pagar la asistencia médica a la paciente.

Según el portavoz de la Aseguradora Médica General, Oldřich Tichý, no es posible verificar constantemente las cuentas de los seis millones de clientes de la compañía, que además cambian día a día.

Oldřich Tichý, foto: ČT
Según las aseguradoras, se podrían descubrir más intervenciones ficticias, si los pacientes pidieran el envío de informes de gastos médicos más frecuentemente. Pese a que las aseguradoras los envían gratuitamente, actualmente no los demanda ni siquiera un diez por ciento de asegurados.

Las aseguradoras también pierden dinero a causa de engaños efectuados por los mismos médicos. Según el vicepresidente de la Unión de Aseguradoras Médicas, Ladislav Friedrich, algunos doctores registran intencionadamente intervenciones ficticias para poder ganar más, ya que cobran de las aseguradoras por tratamiento realizado. Algunos de ellos ya fueron acusados por fraudes de miles de euros.

Ladislav Friedrich, foto: ČT
Aunque no existe ninguna estadística que refleje los errores verdaderos o intencionados, la Televisón Checa comprobó que en 2011 la Aseguradora Médica General pagó más de 12 millones de euros por actos ficticios. Dado que las aseguradoras sufren una pérdida de casi cien mil millones de euros, el ministro de Sanidad, Milan Holcát, quiere facilitar que el Estado les cotice una tasa más alta por asegurado.

Asimismo, este año decenas de hospitales deberían devolver a las aseguradoras millones de euros de las reservas abonadas. Sin embargo, según señaló el ministro Holcát, eso podría llevar algunos hospitales a la quiebra.