Los hospitales checos empiezan a estar saturados, faltan camas, personal y jeringuillas

Foto: Martin Pařízek, ČRo

Los hospitales checos están empezando a saturarse por el creciente número de pacientes con COVID-19. Faltan camas, las operaciones planificadas se cancelan, mientras estudiantes, soldados y policías complementan el personal médico.

La República Checa, uno de los países más golpeados por la pandemia de COVID-19 en Europa, ha empezado a notar una rápida saturación de sus hospitales y una enorme falta de personal médico.

Foto: Mufid Majnun,  Unsplash / CC0

La región de Karlovy Vary es una de las más afectadas en este momento, a tal punto que los hospitales locales se han visto obligados a tomar medidas drásticas según dijo a la Televisión Checa  Stanislav Adamec, médico jefe del departamento de medicina interna del hospital de la ciudad de Cheb.

“La situación se dio en un momento en el que no teníamos espacio. Las ambulancias trajeron a tres pacientes en un estado similar, todos necesitaban oxígeno. Una era una paciente de 85 años de edad en estado grave, con más de una enfermedad y complicaciones, la otra una mujer de 53 años sin otro tipo de dolencias, y el médico tuvo que escoger a una”.

Foto: Martin Pařízek,  ČRo

A la falta de espacio, los hospitales suman otro problema que es la carencia de personal tanto desde el punto de vista de cantidad como desde el aspecto profesional, indicó Adamec.

“Uno de los problemas es que no todas las enfermeras tienen la cualificación necesaria. Además están agotadas, desearían descansar pero es imposible, trabajan constantemente en jornadas de 12 horas, y lo más terrible es que no vemos ninguna luz al final del túnel”.

PCR-Tests,  foto: Michaela Danelová,  ČRo

Con el propósito de atender a los pacientes graves con COVID-19 los hospitales de la región de Karlovy Vary han empezado a trasladar a enfermos con otro tipo de dolencias a ciudades donde todavía tienen espacio, dijo el portavoz de los centros médicos de la región Vladislav Podracký.

“Trasladamos a aquellos pacientes cuyo estado de salud lo permite. Nos esforzamos al máximo por realizar traslados dentro de nuestra región”.

Muchas veces el hospital más cercano se encuentra en la vecina Alemania, por lo que algunos directores de centros médicos han pedido al Gobierno que inicie conversaciones en ese sentido, indicó Podracký.

Foto: Michaela Danelová,  ČRo

“Desde el punto de vista médico, los traslados a corta distancia de pacientes son más convenientes, por ejemplo a 20 km o 40 km, que a la ciudad de Brno u otras. La posibilidad de enviar pacientes a Alemania es un asunto que se está debatiendo, pero por el momento no se ha llevado a cabo, no descartamos que de acuerdo al desarrollo de la pandemia se haga realidad”. 

El primer ministro Andrej Babiš ha respondido que por el momento la situación se puede resolver a nivel de la República Checa sin necesidad de recurrir a otros países, pero que no rechazaba semejante eventualidad.

Milan Kubek,  foto: ČT24

La crisis está tomando tales dimensiones que en Chequia empieza a faltar material sanitario como jeringuillas y agujas especiales, en momentos en que el Gobierno ha puesto en marcha la vacunación masiva de la población.

El presidente del Colegio de Médicos, Milan Kubek, dijo en diciembre a la Radio Checa que había que vacunar a millones de personas en unas pocas semanas. Eso significa que se necesitarán millones de jeringuillas, millones de agujas especiales. Es una operación logística muy compleja.

La República Checa y otros países de la Unión Europea están a la espera de suministros de material sanitario de China.

palabra clave:
audio