Varios hospitales de Chequia colapsan y declaran estado de catástrofe sanitaria

Foto: ČTK/Deml Ondřej

Varios hospitales checos se han visto obligados a declarar un estado de catástrofe sanitaria tras quedarse sin camas ni personal suficiente para atender a los pacientes con COVID-19.

El sistema sanitario checo ha empezado a colapsar. Varios hospitales de Bohemia Central han declarado el estado de catástrofe sanitaria, las unidades de cuidados intensivos se han desbordado, no hay camas disponibles, muchos pacientes son atendidos en los pasillos y no hay personal suficiente.

Martin Netolický,  foto: ČT

El gobernador de Pardubice, Martin Netolický, fue el primero en alertar sobre la pésima situación en los hospitales de su región y declaró el estado de catástrofe sanitaria este martes. Poco después empezaron a sumarse otros hospitales como, por ejemplo, los de las ciudades de Benešov y Mladá Boleslav, tal y como confirmara la gobernadora de Bohemia Central, Petra Pecková.

“Todo indica que en los próximos días otros hospitales se verán obligados a declarar el estado de catástrofe sanitaria. Por esa razón no descartamos la eventualidad de declarar dicho estado a nivel distrital”.

De acuerdo con la gobernadora Pecková, los hospitales recurren al estado de catástrofe sanitaria cuando la institución ha empezado a colapsar.

Petra Pecková,  foto: Michaela Danelová,  ČRo

“El hospital declara el estado de catástrofe sanitaria a partir del momento en que agota todas las camas disponibles y pierde la capacidad de garantizar una atención médica adecuada”.

Ján Dudra, del hospital de la ciudad de Mladá Boleslav describió a la Radio Checa las dificultades que atraviesan.

“Hasta hace poco teníamos dos enfermeras por cada 10 pacientes, pero en este momento tenemos una enfermera por cada 15 pacientes”.

Los hospitales de la República Checa acusan una cifra de enfermos sin precedentes. Los laboratorios detectaron 16 642 nuevos contagios de coronavirus este martes, la cuarta cifra diaria más alta desde el inicio de la pandemia.

Foto: ČTK/Kubeš Slavomír

Con el fin de atenuar la tensión en los hospitales, el Gobierno aprobó una normativa de obligación laboral. Esto significa que a partir de este jueves los gobernadores pueden convocar a personal sanitario de centros destinados al tratamiento médico no urgente para ayudar con los enfermos de COVID-19, tal y como indicara el ministro de Salud, Jan Blatný.

“Serán convocados para que ayuden en los hospitales que atienden a enfermos con COVID, eventualmente podrán ir a los balnearios donde se trasladará a pacientes con síntomas leves. Atenderán a personas que abandonen las unidades de cuidados intensivos, pero que todavía necesitan de atención médica”.

La propuesta gubernamental ha topado con críticas del sector profesional. Muchos médicos sostienen que son especialistas en otras áreas y no podrán atender de manera adecuada a los enfermos de COVID.

Contra el Ejecutivo llovieron críticas por el reciente cierre de un hospital que se había habilitado en un centro ferial de Praga, pero que nunca ofreció servicios por falta de personal.

Tomáš Petříček,  foto: Michaela Danelová,  ČRo

La dimensión de la catástrofe es tal que el ministro de RR.EE., Tomáš Petříček, recibió ofertas de unos 20 países que aceptarían en su territorio a enfermos checos.

En declaraciones a la Radio Checa, Petříček detalló que se trata de países vecinos como Alemania, Austria y Polonia, pero que llegaron también ofertas de Eslovenia y Suiza, entre otros.

Petříček sostuvo que las negociaciones más intensas tienen lugar con Alemania y que es posible que los pacientes sean trasladados en el transcurso de esta semana, pero que la decisión final es asunto del Ministerio de Salud.

Jan Blatný,  foto: Michaela Danelová,  ČRo

El jefe de la cartera de Salud confirmó que Chequia mantiene negociaciones al respecto con las autoridades alemanas.

“Hemos acordado enviar pacientes a Alemania y a algunos otros países europeos por medio de los programas de traslado interhospitalario. También contamos con la ayuda de Suiza, en este caso se trata de una oferta de 20 camas”.

En la República Checa se confirmaron este miércoles 15 088 nuevos casos de coronavirus, unos 1300 más que el miércoles de la semana pasada. En el país han fallecido más de 21 000 personas por el coronavirus desde el comienzo de la pandemia hace un año, alrededor del 50% se han dado desde comienzos de año.

palabra clave:
audio