Los checos preparan cientos de regalos para los hijos de los presos esta Navidad

Фото: Gerd Altmann, Pixabay

Sonrisas y alegría esperan despertar en los niños de los presos esta Navidad los voluntarios del programa Árbol del Angelito. Desde hace nueve años personas agrupadas en este proyecto recogen y distribuyen regalos para los hijos de las personas privadas de libertad.

Foto: ČT

Kateřina Jírová, foto: archivo del Centro Kotlaska
En Navidad muchos niños no ven a sus padres ni reciben regalos porque se trata de hijos de presos. Con el propósito de llevar un poco de alegría a estos infantes surgió hace nueve años el programa el Árbol del Angelito.

Kateřina Jírová, una de las organizadoras del proyecto, comentó a la Radio Checa los propósitos del programa. “El objetivo del proyecto es mantener un vínculo positivo entre el padre y el niño. Estos padres se sienten impotentes. No disponen de una oportunidad real de comprar regalos a los niños pero ansían hacerlo”.

Al igual que en años anteriores, a la actividad se sumaron los centros comunitarios Kotlaska y Rubikon que se dedican a ayudar a los presos a reintegrarse a la sociedad después de salir de la prisión.

El programa de actividades del Árbol del Angelito no se limita a la entrega de regalos, los voluntarios tratan de unir a los padres con sus hijos, intentan que se mantenga vivo el contacto mutuo.

 Del proyecto Árbol del Angelito, foto: ČT
El proceso de ayuda a los hijos de los presos funciona de manera que todas las personas interesadas lo consigan siguiendo unos pasos muy sencillos, indicó Jírová.

“Es posible participar de manera individual, sin tener que asistir a reuniones o actividades organizadas. Lo único que se necesita es contactarnos. Se elige un regalo del listado que publicamos, se compra, se envuelve y al final se envía a un coordinador del proyecto que lo hará llegar a los destinatarios”.

Del proyecto Árbol del Angelito, foto: ČT
El éxito ha sido tal entre los presos y la sociedad que este año ya se han recogido más de mil regalos. Antes de enviarlos por correo deben controlarse, para asegurarse de que están en buen estado, tacharlos del listado, y envolverlos como regalo.

Magdaléna Dérerová, una de las habituales voluntarias comentó que las muñecas, los peluches, los cochecitos y la ropa deportiva predominan entre los regalos más solicitados por lo niños de los presos en la República Checa.

Según indicaran los organizadores del programa el Árbol del Angelito, los voluntarios representan el pilar de la actividad, al tiempo que agradecen el alto grado de participación de los ciudadanos.

palabra clave:
audio