Las agencias de viajes podrán emitir cupones como compensación por viajes cancelados

Foto: Filip Jandourek, ČRo

Las agencias de viajes checas podrán aplazar el reembolso de viajes cancelados por causa del coronavirus que estaban planeados para iniciarse entre el 20 de febrero y el 31 de agosto. En su lugar podrán compensar a sus clientes con bonos para viajes equivalentes.

Foto: Filip Jandourek, ČRo

Un proyecto de ley que permite a las agencias de viajes compensar a sus clientes con bonos de viaje fue aprobado por el Gobierno checo el lunes y será revisado esta semana por la Cámara de Diputados, según comentó el viceprimer ministro y ministro de Industria y Comercio Karel Havlíček.

Karel Havlíček, foto: ČTK / Ondřej Deml
El Ministerio de Desarrollo Regional informó hace dos semanas que las agencias podrían ofrecer bonos a sus clientes como compensación por los viajes cancelados por el coronavirus. Las agencias de viajes entonces solicitaron que esta opción quedara reflejada en la legislación.

“De manera general, la Asociación de Agencias de Viajes Checas acoge favorablemente que la República Checa siga finalmente el ejemplo de otros países europeos y adopte un marco legal para la actual y difícil situación a la que se enfrentan las agencias de viajes y sus clientes. Desde la declaración del estado de emergencia, el anclaje del mecanismo de bonos en la legislación ha sido nuestra mayor preocupación. Consideramos como paso positivo y ayuda para las agencias que el requerimiento haya sido transformado en una propuesta de ley concreta”, comentó para ČTK Tereza Picková, directora ejecutiva de la Asociación.

Hasta el 31 de agosto del año próximo, se aplicará asimismo un periodo de protección. Los clientes que no aprovechen el bono hasta esta fecha tendrán el derecho de que les sean devueltos los depósitos pagados. Los bonos estarán protegidos por una garantía contra el quiebre de la agencia de viajes. Deberán emitirse sin pago adicional y las agencias tendrán que ofrecer a sus clientes un viaje equivalente, también sin cargos extras. Si se muestra imposible y transcurre el periodo de protección, la agencia de viajes tendrá que reembolsar al cliente todo el dinero que este haya pagado.

Las agencias se verán obligadas asimismo a reembolsar a los clientes que no aprovechen, dentro del periodo de protección, el viaje propuesto como compensación. El reembolso deberá realizarse a más tardar 14 días tras el vencimiento del periodo de protección.

Rechazo del bono

Foto ilustrativa: Andrew Khoroshavin, Pixabay / CC0
El bono de viaje lo podrán rechazar todos aquellos que pertenecen a los llamados grupos especialmente vulnerables. Es decir mayores de 65 años, discapacitados, desempleados, padres en baja de maternidad o baja parental y personas que no pueden trabajar a causa del coronavirus.

Los clientes que reservaron un viaje con salida anterior al 31 de agosto (incluido) pero no quieran realizarlo porque están preocupados por su salud o por perder su trabajo, también podrán solicitar el bono. Bajo condiciones regulares estarían obligados a pagar una tasa de cancelación.