La República Checa saldrá beneficiada con el programa de compra de activos del BCE

Иллюстративное фото: Матей Скалицки, Чешское радио

Chequia será uno de los países beneficiados con la nueva política del Banco Central Europeo (BCE) basada en bombear una cantidad significativa de dinero a la economía para impulsar el crecimiento. La medida también ayudará a aliviar la presión del euro frente a la corona.

Foto: Matěj Skalický
Un cambio de rumbo en la economía europea. El BCE ha anunciado que comprará directamente bonos difíciles de vender y de esta manera proporcionará dinero a los bancos que a su vez lo prestaran a los clientes. Una política ya empleada por EE.UU., Japón y Gran Bretaña, y que tendrá repercusiones positivas en la economía checa.

Para la República Checa, y en particular para el Banco Nacional Checo, el movimiento del BCE ha sido beneficioso, fortaleciendo la corona. El súbito debilitamiento de la corona checa a principios de año frente al euro y el dólar se basó en parte en los temores de que el cambio se situase en las 28 coronas por euro.

Se espera que la medida lleve a la inflación al entorno del 2%, cuando los niveles actuales están a escasas décimas del cero. Para algunos analistas, el Banco Nacional Checo está tomando un punto de vista más positivo de los beneficios de la moderación de los precios del petróleo, que están contribuyendo a una baja inflación, que el BCE.