La producción industrial ralentiza su descenso en Chequia

Foto: archivo de Škoda Auto

La caída interanual de la producción industrial provocada por la crisis del coronavirus se ralentiza en Chequia. La cifra, que llegó a un 25.7% en mayo, disminuyó hasta llegar a un 11.9% en junio. 

La caída interanual de la producción industrial checa se ralentiza, pasando del 25.7% en mayo, a un 11.9% en junio. La producción aumentó un 13.4% interanual en junio, según los datos de la Oficina de Estadística. La industria checa comienza a estabilizarse tras la fuerte recesión provocada por el coronavirus.

Una de las industrias que ha contribuido a este aumento de producción ha sido la de automóviles, que es además uno de los principales pilares de la economía checa. Fue en mayo cuando su producción se reanudó, restableciendo también la industria de piezas automovilísticas y provocando una mejora en las cifras económicas.

A pesar de la recuperación y el aumento de pedidos de automóviles, no fue suficiente para parar del todo la caída en la producción de vehículos de motor, remolques y semirremolques que continuó reduciéndose hasta un 14.3% interanual en el mes de junio.

Entre las industrias que han aumentado su producción se encuentra también la farmacéutica con un 18%, y las empresas de procesamiento de madera y otros tipos de procesamiento.

En cuanto a las compras y los pedidos, se vieron reducidos tanto los pedidos al extranjero, como los nacionales. Esta disminución afectó a los fabricantes de maquinaria y equipos, además de a las empresas metalúrgicas.

La industria de la construcción de edificios, apartamentos, oficinas y almacenes fue una de las que registraron peores resultados. Los analistas afirman que es una de las más afectadas, y que puede llegar a caer más incluso en el futuro. A pesar de una mínima recuperación este último mes, en comparación con el año pasado, la industria ha caído en casi un 20%.

Autor: Andrea Romero
palabra clave:
audio