La peste del cangrejo está haciendo estragos en el país

Foto: CTK

Miles de cangrejos de río autóctonos mueren en la República Checa a causa de una peste que afecta exclusivamente a este crustáceo. Veterinarios y ecologistas no logran detener la proliferación de la catastrófica plaga y temen que el animal pueda desaparecer.

Foto: CTK
La peste del cangrejo causa dolores de cabeza a los veterinarios checos en los últimos días. La plaga se extendió por el sur y el este de Bohemia, donde en los ríos y riachuelos locales habitan las más grandes poblaciones de cangrejos autóctonos de la República Checa.

Los especialistas advierten ante el gran peligro que representa esta peste, denominada afanomicosis, causada por un tipo de hongo. Después de aparecer el primer síntoma de la enfermedad que es la pérdida de las patas del cangrejo, la plaga avanza rápidamente hasta acabar con el animal.

Václav Hlaváč, jefe de la Agencia de Protección de la Naturaleza y del Paisaje, de la ciudad de Havlíčkův Brod, Bohemia del Este, afirma que la enfermedad se debe a la proliferación de especies de cangrejos americanos en la República Checa en los últimos años.

Václav Hlaváč (Foto: CTK)
“Existen varias especies de cangrejos americanos, especialmente el cangrejo señal funciona como portador de la enfermedad. A los cangrejos americanos el hongo no les afecta, pero para las especies autóctonas significa una catástrofe en forma de muerte segura”, sostuvo Hlaváč.

Los ecologistas tratan de impedir la proliferación de la peste del cangrejo a otras zonas. Sin embargo, según sostuvo Josef Duben, portavoz de la Inspección Veterinaria Estatal, en el país no existe una norma para imponer la cuarentena en caso de la desaparición masiva de cangrejos.

“La peste del cangrejo es una infección importada, por lo que no figura en los registros de la Inspección Veterinaria. Pero sí existen ciertas recomendaciones de cómo proceder en caso de su aparición”, dijo Duben.

Foto: CTK
Los zoólogos recomiendan aislar lo más pronto posible a los cangrejos muertos o lesionados, aislar también las cuencas afectadas por la plaga y crear barreras infranqueables para impedir la migración de los cangrejos americanos, así como de los cangrejos autóctonos enfermos.

Los cangrejos americanos fueron introducidos en varios países de Europa en la segunda mitad del siglo 19. La populación de esos animales se fue extendiendo pronto por toda Europa. Las más numerosas especies son el cangrejo rojo y el cangrejo señal, portador principal de la peste.