La mayoría de los checos están conformes con su empleo

Illustrationsfoto: Gerd Altmann, Pixabay / CC0

Cerca del 70% de los checos están contentos con su trabajo, de acuerdo con una reciente encuesta realizada por el Centro para la Investigación de la Opinión Pública.

Los checos manifiestan estar contentos con el trabajo que tienen actualmente, al menos así lo seňaló el 68% de las personas incluidas en un reciente estudio realizado en la República Checa entre las personas en edad activa por el Centro para la Investigación de la Opinión Pública. Se trata del mejor resultado desde el inicio de este tipo de análisis hace más de 20 aňos.

Foto ilustrativa: 12019, Pixabay / CC0

No obstante, más de la mitad de las personas considera que su salario mensual es inferior a lo que se merecería. A su vez, casi el 80% de los trabajadores indicaron que no consideran la posibilidad de cambiar de empleo, al menos en un futuro próximo.

Con su salario no está contento el 55% de los empleados, el aňo pasado ese porcentaje era del 61%. El 43% de las personas afirma que su sueldo es adecuado. El mayor grado de conformidad de los trabajadores con sus salarios fue registrado a finales de los aňos 90, cuando alcanzó el 68% de media.

Desde el aňo pasado el número de personas conformes con su trabajo se incrementó en nueve puntos porcentuales. El mayor índice de conformidad laboral fue registrado entre los emprendedores y los autónomos, entre los que están contentos con su trabajo casi cuatro de cada cinco, de acuerdo con los analistas de la anteriormente mencionada institución.

Foto: CC0 / Pixabay

Mientras tanto, en lo que respecta a los obreros no cualificados, con su posición laboral está conforme el 52% de ellos, lo que es el menor porcentaje entre las categorías de trabajadores incluidas en el estudio.

Las relaciones interpersonales en el trabajo son valoradas positivamente por más de las tres cuartas partes de los empleados, hecho que está estrechamente vinculado con la conformidad con el lugar de trabajo. Sobre todo los empleados en cargos directivos a todos los niveles valoran de forma positiva mayormente las relaciones interpersonales en el trabajo, mientras que las personas con educación básica o certificación de aprendizaje de un oficio suelen ser más críticas.