La magia nocturna del invernadero Fata Morgana

Fata Morgana, foto: Archivo del Jardín botánico de Praga

Un plan distinto para un viernes o sábado noche de invierno puede ser una visita nocturna al jardín botánico. El parque abre hasta marzo su gran invernadero de plantas tropicales a partir de las 20.00 horas, cuando por el lugar se extiende una atmósfera de magia y misterio.

Fata Morgana, foto: Archivo del Jardín botánico de Praga
Fata Morgana es un invernadero del jardín botánico de Praga de 1750 metros cuadrados dividido en tres partes independientes con diferentes temperaturas y humedades. La vegetación que alberga proviene de climas tropicales y subtropicales.

Por la noche, el silencio y la iluminación especial del espacio se suman al olor más intenso que producen muchas de las plantas durante esas horas, creando unas condiciones únicas, como de un trocito de jungla, a lo que también ayuda el croar de muchos tipos distintos de ranas tropicales.

Para visitar el invernadero Fata Morgana es necesario reservar con antelación.