La Educación en Chequia tendrá a su propio ombudsman

Foto ilustrativa: Filip Jandourek

Ayudar a solucionar los problemas de los alumnos y estudiantes, así como de los educadores en Chequia será la tarea de un especial Defensor del Pueblo para el sector de Educación. Este debería asumir sus funciones a mediados de septiembre.

Eduard Zeman,  foto: Šárka Ševčíková
La República Checa tendrá a un Defensor del Pueblo en Educación, cargo que desempeñará el ex ministro de esa cartera Eduard Zeman. El actual ministro, Marcel Chládek, está convencido de que el ombudsman escolar ayudará a eliminar diversos males que aquejan la enseñanza en el país, como el acoso escolar, el bossing y otros.

“Hay dos problemas fundamentales que debemos tratar de eliminar. En primer lugar el acoso escolar, o sea el maltrato verbal, físico y psicológico entre escolares. Solucionar semejantes problemas está a veces fuera de las posibilidades de la Inspección Escolar. En segundo lugar, en algunas escuelas existe el bossing, cuando el director viola las normas del respeto a la dignidad de sus subordinados, pero al llegar la Inspección Escolar, todos temen hablar de ello. El ombudsman podría seguir esos casos durante más tiempo y con mayor dedicación”.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek
El Defensor del Pueblo en Educación comenzará sus labores a mediados de septiembre y estará subordinado directamente al ministro de la cartera. Se cuenta con que al principio trabajará a media jornada, lo que más tarde podrá cambiar en dependencia de su agenda laboral. El ministro Chládek mencionó los motivos que le llevaron a crear ese nuevo puesto en el sistema educativo.

”La idea de tener un ombudsman para la Educación surgió en base a la enorme cantidad de quejas y sugerencias que recibimos en el Ministerio respecto al funcionamiento de las escuelas, las relaciones interpersonales y el comportamiento de algunos alumnos. Son temas variados que no puede asumir la Inspección Escolar u otra institución formal. Decidimos por ello crear el cargo de ombudsman escolar, cuyo trabajo consistirá en ayudar tanto a los directores de escuela y a los educadores, como a los alumnos, estudiantes y también a sus padres. Que sea un mediador entre las diferentes partes y les ayude”.

Marcel Chládek,  foto: Filip Jandourek
Chládek apuntó que el ombudsman en la Enseñanza, al igual que el Defensor del Pueblo nacional, no podrá dictarles a las escuelas lo que deben hacer o no, pero sí podrá ayudar a la superación de los problemas interpersonales y otros que preocupan el sector. El Ministerio de Educación considera que el ex ministro Zeman es la persona adecuada para desempeñar el cargo, ya que tiene experiencia de la época cuando dirigió el sector, así como cuando trabajó en la enseñanza básica y media a nivel regional.