La cotización de la corona checa es la más fuerte en la historia

La corona checa batió este lunes su récord frente al euro. Su cotización alcanzó las 27,88 unidades por euro, lo que es el máximo en toda su historia.

La alta cotización de la moneda checa frente al euro se debe especialmente al crecimiento de inversiones extranjeras en la República Checa, indican los analistas. El positivo desarrollo de la corona checa no estuvo afectado ni por la inestable situación política interna, ni por la alta deuda exterior del país.

Los economistas recalcan que las economías de los países de Europa Central van marcando en los últimos años un sustancial avance, lo que atrae la atención de los empresarios extranjeros. Éstos abandonan los territorios del dólar estadounidense y se trasladan a la zona del euro.

Gracias a la actual alta cotización de la moneda nacional, los checos pagarán menos por los productos importados, incluyendo los carburantes.

El fortalecimiento de la moneda nacional, no obstante, perjudica a los exportadores checos. A raíz del aumento del valor de la corona crece también el precio de los productos checos en los mercados extranjeros. Estos productos, por tanto, pierden su capacidad competitiva y dejan de ser atractivos para los clientes.

Foto: Comisión Europea
"La situación actual es catastrófica para nosotros", recalcó Jirí Grund, presidente de la Asociación de Exportadores. Explicó que el 80 por ciento de las ganancias de la mayoría de los empresarios checos viene de las exportaciones, por lo que el fortalecimiento de la corona checa es una "mala noticia" para ellos.

Los analistas aseguran que no hay motivo para preocupaciones debido al constante crecimiento de las economías de los países de la Unión Europea y, por ende, a la estabilidad del mercado comunitario. Se prevé que la corona checa se mantendrá fuerte también durante el próximo año, pudiendo alcanzar a finales de 2007 una cotización de unas 27,20 unidades por euro.