Hace 420 años se realizó la primera autopsia en tierras checas

Rembrandt van Rijn(1632), fuente: Wikipedia, public domain

En el año 1600, Jan Jesenius realizó en Praga la primera autopsia en el territorio checo. La autopsia, cuyo objetivo era promover el desarrollo de la medicina en el país, duró cinco días y se convirtió en un espectáculo público.

Rembrandt van Rijn(1632), fuente: Wikipedia, public domain

Entre el 8 y el 12 de junio de 1600, tuvo lugar en Praga una función hasta entonces nunca vista. El médico y catedrático de la universidad de Wittenberg, Jan Jesenius, llegó a Praga para realizar la primera autopsia jamás hecha en Bohemia.

Cabe especificar que se trató de la primera autopsia anatómica. Las autopsias patológicas se efectuaban en el territorio checo desde hace siglos, según cuenta Bohdana Divišová del Instituto para la historia de la medicina e idiomas extranjeros de la Universidad Carolina.

Ján Jesenius, foto: public domain
“Las autopsias patológicas se realizaban de manera común en los siglos precedentes porque hacía falta embalsamar los cadáveres. Los cuerpos de los nobles fallecidos solían ser exhibidos en iglesias y era necesario conservarlos en un estado presentable. Así que se extraían las entrañas”.

Las autopsias anatómicas eran comunes en otros países de Europa, sobre todo en Italia, donde se habían convertido en eventos públicos a modo de teatro que ayudaban a promover la medicina y respondían al gusto del público de observar espectáculos llenos de sangre.

El objetivo científico de estas autopsias no encontraba caldo de cultivo en Bohemia ya que la única facultad de medicina checa permanecía cerrada desde principios del siglo XV. Según cuenta Divišová, esa fue la principal razón por la cual dos hombres, Adam Huber de Riesenpach y Adam Zalužanský de Zalužany, cuyos nombres se suelen olvidar, decidieron organizar la autopsia.

“Estos dos son los que más mérito tuvieron en que se realizase la autopsia. Ellos prepararon todo para Jesenius. Consiguieron el cadáver y organizaron el evento. Y Jesenius después pudo llegar como la estrella principal para efectuar la autopsia. Y estos dos señores de nombre Adam eran los que más se habían esforzado por la reapertura de la facultad de medicina y esa era su motivación para organizar la autopsia.

A la autopsia asistió el público laico, médicos de la corte del emperador Rodolfo II al igual que estudiantes de la Facultad Artística de la Universidad Carolina, que era la única que existía en ese entonces. Además, habían sido invitados representantes de la nobleza. Los organizadores esperaban que su presencia brindara apoyo financiero al desarrollo de la ciencia médica en tierras checas.

El cadáver, un hombre que había sido ahorcado por sus crímenes, fue sometido a una autopsia de cinco días. El primer día, Jesenius se enfocó en la cavidad abdominal, el segundo extrajo el cerebro, el tercero hizo una autopsia del corazón, los pulmones y el hígado. En cuanto a por qué la autopsia duró cinco días, faltan datos históricos, pero Divišová supone que ni los espectadores ni el cadáver aguantarían muchas horas seguidas.

Junto con otros 26 nobles checos, Jesenius fue ejecutado en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga el 21 de junio de 1621, foto: public domain
“Probablemente contaban con que el público laico no lograría seguir la autopsia durante todo el día, y por eso la dividieron en varias fases. Otra posible razón es que en junio hace bastante calor y no existían congeladores ni técnicas de preparación. Así que, a lo mejor, después de unas cuantas horas, empezaba a ser desagradable continuar con la autopsia y el cuerpo tenía que ser guardado en el frío por un tiempo, en un sótano quizás, para que se pusiera firme nuevamente, por decirlo así”.

Jesenius era un médico y catedrático de notable fama en la época y la historia cuenta que quería convertirse en el médico personal del emperador. Eso no fue posible por un conflicto de religiones, ya que era inaceptable que un luterano atendiera a Rodolfo II, quien era de fe católica. No obstante Jesenius tuvo mayor éxito con el enemigo más grande del emperador, su hermano menor y su sucesor, Matías de Habsburgo, y se sumó al equipo médico de su corte.

Sin embargo, ni este privilegio lo salvaría de lo que estaba por suceder. Tras la famosa batalla de la Montaña Blanca en 1620 que puso fin a los esfuerzos de los nobles protestantes bohemios por una reforma religiosa, Jesenius se convirtió en uno de los representantes de los rebeldes y fue acusado de lesa majestad. El emperador Matías, particularmente ofendido por la traición de Jesenius, ordenó que le amputaran la lengua y las extremidades. Junto con otros 26 nobles checos, Jesenius después fue ejecutado en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga el 21 de junio de 1621.

La Facultad de Medicina de la Universidad Carolina de Praga fue abierta nuevamente en 1623. Ni Adam Huber ni Adam Zalužanský vivieron para ver los frutos de su esfuerzo, ya que ambos murieron en 1613.