Gran operativo de la Policía de Extranjería antes del ingreso a Schengen

Foto: CTK

La Policía de Extranjería efectuó este martes uno de sus mayores operativos para detectar a personas que se encuentren ilegalmente en el país. La acción responde al ingreso de la República Checa al espacio Schengen este viernes.

Foto: CTK
Más de seiscientos efectivos de la Policía de Extranjería controlaron a unos dos mil extranjeros que se encontraban en estaciones de ferrocarriles, casinos, bares y mercados.

El mayor problema fue la falta de documentos en regla. La Policía puso unas 130 multas y detuvo a siete personas con orden de captura a nivel nacional. Según indicara la portavoz de la Policía, Helena Fajrajzlová, se trató de una operación preventiva antes de la integración del país al espacio Schengen.

“La meta del operativo, antes del ingreso al espacio Schengen, ha sido encontrar al mayor número de personas que se encuentran ilegalmente en el país. Se trata de varias categoría de personas, algunas no tienen sus documentos en regla, otros trabajan sin los permisos requeridos y algunos son delincuentes”, explicó la portavoz.

Con la ampliación del espacio Schengen, que suprime las fronteras entre los países de la Unión Europea, la Policía de Extranjería checa se reducirá y sus efectivos, siguiendo el modelo alemán, se dedicarán al control ocasional de personas en el interior del país.

ivan Langer (a la derecha) y Karel Schwarzenberg (Foto: CTK)
De acuerdo con informaciones de Organizaciones No Gubernamentales anualmente se expulsa del país a unas cuatro mil personas que ingresan ilegalmente al territorio checo.

Los activistas indican que la República Checa tiene una de las políticas de extranjería más duras de los países comunitarios, por lo que recomiendan la declaración de una amnistía para los indocumentados.

El ministro del Interior, Ivan Langer, rechaza la sugerencia argumentando que eso podría provocar un ingreso masivo de personas que se ampararían a una eventual amnistía.

Los acuerdos para suprimir los controles en las fronteras interiores de la Unión Europea se firmaron en 1985. En la actualidad participan un total de 13 países comunitarios y a partir del próximo viernes 21 de diciembre se sumarán nueve países que, con excepción de Malta, se encontraban al otro lado de la desaparecida Cortina de Hierro.

El espacio Schengen ampliado permitirá la libre circulación de personas en un área de 3.600 millones de kilómetros cuadrados.