"Finalmente en este país se hace justicia con la familia Bata"

Dolores Bata (segunda de derecha) con las demás mujeres premiadas (Foto: CTK)

Dolores Bata es una de las ganadoras del premio Mujer checa destacada en el mundo 2007. La nieta de Jan Antonín Bata, conocido empresario del calzado, se mostró sorprendida y feliz con la distinción y agradeció que el nombre de su abuelo haya sido finalmente reivindicado por la justicia checa.

Dolores Bata
Dolores Bata fue premiada por el Senado checo debido a su labor de promotora y divulgadora de las relaciones culturales entre la República Checa y Brasil, país donde nació y donde ha vivido toda su vida.

Abogada de profesión, fundadora de la Oficina Cultural Checa y Eslovaca de Brasil, la galardonada manifestó estar gratamente sorprendida con el premio.

"Es una sorpresa muy grande. Nunca pensé que mi amor por este país, por la cultura de mis ancestros, pudiera significar para mí este premio. Nunca pensé que eso podía ser premiado, entonces para mí tiene un valor inconmensurable, enorme, imposible de omitir" sostuvo.

El premio le fue concedido justo el año en que los tribunales checos limpiaron completamente el nombre de su abuelo, Jan Antonín Bata, acusado injustamente en 1947 de haber colaborado con las fuerzas nazis de ocupación. "Ese es otro motivo para estar aún más feliz y orgullosa", dice Dolores Bata.

"Tengo un sentimiento de gratitud porque finalmente se está haciendo justicia con Jan Bata. Esto significa para mí una fuerza enorme que me está siendo entregada para poder mostrarle al público todo lo que realmente él fue. Mi meta en esta vida es revelar la verdadera cara de Jan Antonín Bata, quién era, qué significó para su patria. Y, principalmente, lo que su patria significó para él", sostiene Dolores Bata.

Dolores Bata (segunda de derecha) con las demás mujeres premiadas (Foto: CTK)
La nieta de Jan Antonín Bata nació en San Pablo, Brasil, pero ahora vive en Batayporá, en el Mato Grosso, ciudad fundada por su abuelo y que aún conserva una marcada influencia checa. En Batayporá, que en guaraní significa 'el agua pura de Bata', Dolores Bata dirige una de las sedes de su organización. "Gracias a nuestra asociación, la cultura checa es conocida en Brasil" explica.

Jan Antonín Bata, el abuelo de Dolores, era hermanastro de Tomás Bata, fundador de la famosa compañía de calzado con sede en la ciudad Zlín, al este de la República Checa. Tras el fallecimiento de Tomás Bata en 1932, Jan Antonín se encargó de dirigir la empresa.

Antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, Jan Antonín Bata huyó del nazismo. Se refugió primero en Estados Unidos y desde 1941 vivió en Brasil. Falleció en 1965, sin haber logrado limpiar su nombre ante la justicia checa, lo que finalmente sucedió este año.

Dolores Bata dice que llevar el apellido de su abuelo significa para ella "un gran honor y una gran responsabilidad".

palabra clave:
audio