Fernando Alonso visita fugazmente Praga

Fernando Alonso, foto: ČTK

Inmediatamente después de terminar el Gran Premio de Turquía de Fórmula 1 del domingo, el bicampeón mundial Fernando Alonso viajó a Praga. Una visita relámpago de 20 horas para pasar una mañana con los niños de la sección de oncología del hospital de Motol.

Foto: ČTK
Fernando Alonso reconoció este lunes estar cansado y, en la primera noche que pasó en Praga, apenas haber salido del hotel para comer una pizza en el restaurante más cercano. No es para menos. Sin tiempo para recuperarse del esfuerzo de dos horas de carrera, en el que los pilotos llegan a perder hasta cinco litros en sudor, como recordó el campeón, llegó a la capital checa para un intensivo programa de actividades. Pero valía la pena, porque Alonso decía estar muy feliz por el tiempo compartido con los niños que luchan por superar el cáncer en el hospital praguense de Motol.

Fernando Alonso, foto: Daniel Ordóñez
“Hoy es un día muy emotivo. Es más importante pasar un día como el de hoy con los niños en el hospital que cualquier otra cosa que hagamos en nuestro trabajo. Te involucras en algo especial. Te llega al corazón”.

La Fórmula 1 vive tiempos difíciles, quizá cruciales. El desacuerdo entre los constructores unidos en la Asociación de Equipos de Fórmula Uno, la FOTA, y la Federación Internacional del Automóvil, puede llevar a la retirada del mundial del año próximo a las escuderías más importantes de este deporte, como son Ferrari, McLaren o Renault. Alonso opinó sobre el problema.

Fernando Alonso, foto: Daniel Ordóñez
“Los equipos son el elemento clave de la Fórmula 1. La reducción de costes es necesaria pero ha de ser gradual. La federación es muy optimista al pensar que se puede reducir de un año para otro el presupuesto de 500 millones de euros a 45. Eso es imposible para cualquier empresa. Espero que se arregle todo y que el año que viene sigamos teniendo Fórmula 1 con los mejores equipos y los mejores pilotos”.

Alonso lo tiene muy claro. Sin esas escuderías, la Fórmula 1 ya no sería Fórmula 1 y él no competiría en ella.

“El año que viene seguiré corriendo, eso es seguro. Si no es Fórmula 1 será en algo parecido, pero estaré con los mejores equipos y con los mejores coches”.

El próximo viernes, la federación hará pública la lista de las 13 escuderías admitidas para el 2010. Si los equipos de la FOTA, que condicionaron su alineación al cumplimiento de unas determinadas exigencias, no están en ella, la Fórmula 1 podría vivir una histórica escisión, la primera en los 60 años de historia del campeonato.

palabra clave:
audio