Fallece el criminal nazi Heinz Barth

Heinz Barth (1983) Foto: CTK

A los 86 años de edad, murió en Berlín, el pasado 6 de agosto, el criminal nazi Heinz Barth. El ex integrante de las unidades SS participó en dos masacres de ciudadanos checos durante la Segunda Guerra Mundial. Los medios de comunicación alemanes informaron recién sobre su muerte esta semana.

 Heinz Barth (1983) Foto: CTK
Heinz Barth coparticipó en varios asesinatos en masa realizados por los nazis. En junio 1942, tomó parte en el exterminio de los vecinos de la ciudad checa de Lezáky. Dicha localidad, junto a la aldea de Lidice, fue arrasada por los nazis en revancha por el atentado contra el más alto cargo del poder nazi en el Protectorado de Bohemia y Moravia, Reinhardt Heydrich.

Los historiadores suponen, además, que Barth, siendo miembro del batallón de reserva policial, participó en 1942 en la ejecución de 92 personas de la aldea checa de Luby, situada en la región de Klatovy, en Bohemia Occidental.

Posteriormente, el criminal de guerra fue enviado a Francia, donde en 1944 tomó parte en la masacre de 642 hombres, mujeres y niños de la ciudad de Oradour-sur-Glane. La Justicia francesa lo condenó en 1953 a la pena capital.

Sin embargo, Barth evitó el castigo. El nazi, que perdió una pierna durante la Segunda Guerra Mundial, se refugió tras el año 1945 en la República Democrática Alemana, según precisó el reportero de la Radiodifusión Checa en Alemania, Jirí Hosek.

"El criminal nazi vivió hasta 1981 bajo un nombre falso cerca de Berlín. Tras descubrir su identidad verdadera, la justicia de Alemania del Este lo condenó a cadena perpetua. Sin embargo, en 1997 Barth fue excarcelado por su mal estado de salud. Según algunas fuentes, Barth se distanció de los crímenes cometidos durante la guerra. No obstante, Robert Ebra, una de las seis personas que sobrevivieron la masacre en Oradour, está convencido de que Barth lamentó solamente el hecho de que alguien hubiera sobrevivido la masacre y hubiera podido declarar contra él ante los tribunales".

Los historiadores afirman que Barth fue uno de los monstruos más temibles de la guerra, que realmente gozaba de su participación en las ejecuciones en masa. Los expertos siguen advirtiendo que Barth no es el último criminal nazi de la guerra y que en distintos lugares del mundo siguen vivas personas que participaron en las atrocidades nazis.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio