El número de accidentes mortales en el trabajo cae a la mitad desde 2002

Photo: Kristýna Maková

El número de accidentes mortales en el trabajo en la República Checa se ha reducido a la mitad en los últimos 13 años, según anunció la Confederación Checo-Morava de Sindicatos el lunes. La organización citó estadísticas de la Oficina checa de la Inspección del Trabajo.

Foto ilustrativa: Kristýna Maková
Coincidiendo con la semana del Día Internacional del Trabajo, la Confederación Checo-Morava de Sindicatos presentó sus datos sobre siniestralidad laboral. Unas cifras muy positivas, que demuestran que el número de fallecidos en el trabajo se ha reducido a la mitad en los últimos 13 años.

El estudio, basado en los datos de la Oficina checa de la Inspección del Trabajo, sostiene que mientras que en el año 2002, en la República Checa, hubo 206 accidentes mortales en el lugar de trabajo, el número se redujo en 105 el año pasado. Un acentuado descenso que ha continuado año tras año.

Las profesiones más peligrosas, de acuerdo con las estadísticas, son la construcción, la silvicultura, los puestos de trabajo en fábricas, el transporte y el trabajo de almacén. Durante todo el período, hubo 1.952 muertes relacionadas con el trabajo, que el presidente del sindicato, Josef Středula, calificó como “el equivalente a todo un pueblo en vías de desaparición”. Para recordar las 105 personas que perdieron la vida en accidentes relacionados con el trabajo en 2014 un número equivalente de globos blancos fue soltado al cielo este lunes.

 Josef Středula, foto: Filip Jandourek
Según Purestockx, el año pasado, más de 41.000 personas sufrieron a causa de enfermedades relacionadas con el trabajo. Una cifra que se aleja de las 70.000 de 2008 y cuya explicación, según los sindicatos está en las fluctuaciones en el mercado de trabajo.

Ahora el reto es continuar en la senda de las buenas cifras y asentar una legislación laboral que supervise una indemnización por muerte o lesiones en el trabajo.

palabra clave:
audio