“El futuro está en Latinoamérica”

Lubomír Zaorálek en entrevista con Dominika Bernáthová, foto: archivo de Radio Praga

El reforzamiento de las relaciones comerciales con Latinoamérica, proyectos de desarrollo comunes y las actuales relaciones con Cuba y China son los temas de una entrevista exclusiva de Radio Praga con el ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek.

Lubomír Zaorálek en entrevista con Dominika Bernáthová, foto: archivo de Radio Praga
Latinoamérica es una región emergente con mercados en expansión, que representan una gran oportunidad para las empresas checas. En la política exterior de la República Checa América Latina ocupa un lugar destacado, recibiendo una atención regular y sistemática. Una oportunidad para las empresas checas la representa el hecho de que 26 de los 33 países de Latinoamérica firmaron un acuerdo preferencial de comercio con la Unión Europea. El ministro de RR.EE, Lubomír Zaorálek, aseguró que la política exterior de la República Checa seguirá amparando el comercio recíproco con esta región emergente, que además es cercana al Viejo Continente desde el punto de vista cultural.

“Latinoamérica es interesante para los europeos porque representa el mismo contorno de civilización. En comparación con otros continentes, tiene una mentalidad culturalmente cercana, por motivos históricos, lógicamente. Es importante darse cuenta de ello a la hora de analizar el papel de Latinoamérica respecto a Europa. Es un ambiente más fácil de comprender, comparado con otras culturas distintas como, la asiática, por ejemplo”.

“La importancia de Latinoamérica crece”

En las últimas dos décadas se ha registrado un considerable aumento del volumen comercial entre la República Checa y algunos países latinoamericanos, señaló Zaorálek.

Embajada de México en Praga, foto: Kristýna Maková
“Mientras que el volumen comercial fue en 1993 de casi 300 millones de euros, en 2015 superó 2.500 millones de euros. La importancia de Latinoamérica para la República Checa va creciendo. Pese a no representar un elevado porcentaje en el marco general del comercio internacional de la República Checa, creo que el futuro está allí”.

México es el país latinoamericano con el que la República Checa mantiene actualmente las relaciones económicas más fructíferas. En 2015 el volumen comercial entre ambos países superó mil millones de euros. Brasil ocupa con 500 millones el segundo puesto. Según señaló el ministro, la exportación checa a estos dos países superó, por ejemplo, la de India.

“Exportamos sobre todo maquinaria, metalurgia y, especialmente, automóviles. Los vehículos de fabricación checa se venden exitosamente en muchos países y creo que es un sector muy prometedor para el futuro. Por su parte, la importación incluye sobre todo materias primas y productos agrícolas. Entre las empresas con inversiones prósperas en la República Checa se encuentra la brasileña Embraer, con la que colaboramos en la construcción del avión militar KC 390, las empresas mexicanas Nemak, Bimbo y Cemex, que se dedica a la producción de hormigón y de grava. Entre las empresas checas con importantes exportaciones hacia Latinoamérica puedo nombrar, por ejemplo, Rubena Náchod, Rudolf Jelínek en Chile o una granja para la producción de madera teka en Nicaragua”.

Productos de la empresa 'Rudolf Jelínek', foto: presentación oficial
La diplomacia checa está actualmente representada en Latinoamérica por siete Embajadas, concretamente en Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, México y Perú, por un Consulado General en Sao Paulo y por otros 40 Consulados Honorarios a lo largo de la región. Según recalcó Zaorálek, las misiones diplomáticas checas desempeñan un papel fundamental en el proceso de integración de las empresas checas en los mercados latinoamericanos.

“Les pedimos que ayuden a los empresarios en diferentes áreas. Entre otros asuntos tratan de reducir el porcentaje de la reexportación a través de terceros países, recomendando a los fabricantes y exportadores checos que firmen contratos directamente con las empresas. El mayor problema lo representa la distancia geográfica y la tarea de las misiones diplomáticas checas es ayudar a superar las barreras culturales y lingüísticas”.

El presidente checo visitará Latinoamérica este verano

La importancia de América Latina en la política exterior de la República Checa la reafirma la programada visita del presidente checo, Miloš Zeman, este verano, afirmó Zaorálek.

Wikimedia Commons Free Domain
“Miloš Zeman debería visitar Perú, Colombia, Costa Rica y Brasil, donde participará en la inauguración de los Juegos Olímpicos. Yo planeo visitar a algunos países latinoamericanos probablemente a principios del año entrante. Lo he pospuesto para que no viajemos todos al mismo tiempo”.

La República Checa albergó en octubre de 2015 el foro de la Alianza del Pacífico, una iniciativa que se propone construir un área de integración para avanzar la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas e impulsar un mayor crecimiento del desarrollo económico. La República Checa mostró interés en convertirse en observador de esta iniciativa, lo que según Zaorálek representa una oportunidad para adentrarse en Latinoamérica.

“La Alianza del Pacífico representa la agrupación más perspectiva de los países latinoamericanos. El objetivo de la iniciativa es reducir los obstáculos de aduanas, lo que es necesario para el comercio mutuo. Este es el motivo por el cual la República Checa quiere ser país observador. De acuerdo con lo mencionado anteriormente, esta región nos interesa para el futuro por su creciente papel, y esta institución es la más importante y el mejor socio”.

Colaboración científica y de desarollo

La República Checa y los países latinoamericanos mantienen una constante colaboración en actividades científicas y de desarrollo, destacó el ministro.

somkku9 / FreeDigitalPhotos
“Una de las actividades regulares consiste en el apoyo en la investigación sobre los peligros geológicos. La región latinoamericana representa para nuestros geólogos un lugar de gran interés. Nuestras Facultades de Agricultura participan en proyectos interesantes y varios países latinoamericanos se ven interesados en poner en práctica nuestros conocimientos en forestación. Además, es una región interesante acerca de los cambios climáticos y la protección del medio ambiente”.

Chequia ofrece becas a estudiantes latinomericanos

La República Checa ofrece a los estudiantes latinoamericanos becas para estudiar en universidades locales. Actualmente se registra un elevado interés entre los estudiantes colombianos, apuntó el ministro.

Foto ilustrativa: archivo de la Universidad de Masaryk en Brno
“Centenares de estudiantes quieren estudiar en universidades checas. Su interés viene motivado por el desarrollo económico y tecnológico de Colombia, un país ejemplar de un progreso rápido, que cuenta con muchos proyectos interesantes. También por eso Colombia es uno de los países que me gustaría visitar. En algunos países latinoamericanos participamos en proyectos que se realizan en el campo, que es una de las colaboraciones características entre la República Checa y Latinoamérica”.

Zaorálek destacó que Latinoamérica es un destino turístico cada vez más popular entre los checos.

“He conversado con muchos viajeros y a la pregunta qué partes del planeta más les habían impresionado, gran parte de ellos mencionó que los países de Latinoamérica. Creo que muchos ciudadanos checos ya saben que es un destino turístico muy interesante”.

Nuevas relaciones con Cuba

En el pasado, la República Checa mantuvo estrechas relaciones económicas y políticas con Cuba, que se fueron enfriando tras la Revolución de Terciopelo de 1989. Hoy Praga y La Habana empiezan un nuevo capítulo en sus relaciones.

La Habana, foto: Lukas Mathis, Wikimedia CC BY-SA 2.0
“Me reuní con el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba en la Asamblea General de Naciones Unidas donde llegamos a un acuerdo sobre cierto renacimiento de las relaciones entre Cuba y la República Checa, así como la profundización de las relaciones comerciales. Las relaciones diplomáticas las elevaremos al rango de embajadores. No comenzamos desde cero, ya que nunca hemos perdido la continuidad en la exportación. Una delegación checa visitó Cuba recientemente y ahora estamos dando pasos para monitorear la situación. Creo que los empresarios checos se ven interesados en Cuba y se ve que este renacimiento lo esperan muchas personas. Empezamos un nuevo capítulo de relaciones con Cuba”.

El ministro realzó que la República Checa no abandonará los principios de su política exterior respecto a los Derechos Humanos.

“Reiteramos a la parte cubana que queremos mantener contacto con toda la sociedad cubana, la oposición política incluida. Es positivo que ahora tras el acuerdo entre Cuba y la Unión Europea se establezca este diálogo a nivel europeo y creo que la agenda de Derechos Humanos se irá resolviendo en el marco de esta plataforma, donde la República Checa también participará. Es una oportunidad, seguramente seguirán visitas y misiones empresariales. De la negociación con Cuba me llevé una buena impresión y estoy convencido de que ese país también se ve interesado en elevar las relaciones a un nivel más alto. No se trata solo de la economía sino también de la cultura y el deporte, entre otros”.

China no se debe percibir como una amenaza para nuestros intereses

La República Checa reforzó las relaciones diplomáticas también con China, que se ve interesada en realizar importantes inversiones en en el corazón de Europa, que podrían alcanzar hasta 1.600 millones de euros. El máximo mandatario de China, Xi Jingping, visitó a la República Checa en marzo. Lubomír Zaorálek apuntó que es importante mantener relaciones con la parte clave de la columna económica mundial.

Foto: archivo  del ministerio de RR.EE Checo
“La importancia de China ha crecido en los últimos años y con este país hay que contar a la hora de solucionar cualquier gran problema del planeta. Por eso es lógico que nuestro Gobierno decidiera descongelar las relaciones. Creo que laselevamos más bien al nivel que este país mantiene con otros países de la Unión Europea”.

Lubomír Zaorálek apuntó que China podría ayudar a paliar la actual crisis migratoria.

“China se encuentra muy cerca de países como Afganistán, que generan inestabilidad. Con su proyecto de la Ruta de la Seda podría ayudar a estabilizar la región. Viene con proyectos que podrían ayudar a frenar el desempleo. No deberíamos percibir a China como una amenaza para nuestros intereses, sino como un país que puede colaborar y estabilizar importantes regiones del mundo. Es muy importante hablar con los chinos acerca de la responsabilidad que tienen gracias a su poder económico. En mi opinión está preparada para llevar este diálogo y participará”.

En la política exterior de la República Checa destacan objetivos globales: la seguridad, la prosperidad, el desarrollo sostenible, la dignidad humana y el respeto a los Derechos Humanos.