El desempleo lleva a muchas mujeres a la prostitución

Foto ilustrativa: Foto: ČT24

La desesperación al no encontrar trabajo durante largo tiempo lleva a muchas mujeres en la República Checa a la prostitución. La mayoría de esos casos se da en zonas con mayor índice de desempleo, como Moravia del Norte y Bohemia del Norte, y atañe en especial a las mujeres de más de cuarenta años.

Foto ilustrativa: Foto: ČT24
Mientras que hace unos quince años la prostitución en Chequia proliferaba especialmente en las zonas fronterizas con Alemania y Austria, con el paso de los años se ha extendido también a otros lugares del país. Las autoridades tratan de combatir este fenómeno, pero sin mayor éxito.

En los últimos años incluso aumentó en el país el número de mujeres que se prostituyen. Y un hecho sorprendente y alarmante a la vez es que la prostitución la ejercen mujeres cada vez mayores, de más de 40 y 50 años que no encuentran otra solución a su difícil situación económica, recalca Hana Malinová, directora de la organización no gubernamental ‘Placer sin Riesgo’ (Rozkoš bez rizika), que ofrece servicios médicos a estas mujeres y les ayuda si deciden abandonar ese camino.

”El creciente número de prostitutas, entre las que hay muchas mujeres de más edad, se registra mayormente en zonas con un alto índice de desempleo. Por ejemplo en el caso del norte de Bohemia se trata de las regiones de Ústí y de Liberec”.

Hana Malinová, foto: Jan Losenický, Rozkoš bez rizika
La desesperación y la necesidad de pagar el alquiler, la comida y otros gastos familiares llevan a las mujeres a venderse en la calle o a trabajar en prostíbulos ilegales. Muchas de esas mujeres fueron abandonadas por su pareja y viven solas con sus hijos, como por ejemplo la señora Marie, para la que la prostitución fue también una salida de su crítica situación, según afirma.

”Decidí prostituirme porque no tenía dinero para alimentar a mis hijos. Estoy divorciada, tengo casi 50 años, me quedé sin trabajo y no pude encontrar otro. Los comienzos fueron muy difíciles, una se siente muy humillada. A veces tengo miedo de lo que podría pasarme, pero luego pienso en los hijos, en que tengo que comprar pan y que no quiero robar. Es degradante, pero ¿qué otra cosa me queda”?

En la región de Liberec el mayor índice de desempleo se registra desde hace tiempo en el distrito de Česká Lípa. Y las más afectadas por la falta de trabajo son las mujeres que tienen más de 40 años, confirma Marcela Otová, directora de la Oficina de Trabajo local.

”Una cuarta parte de todos los desempleados en el distrito de Česká Lípa, y la situación es parecida también en otros lugares, la representan las mujeres, especialmente las de más edad. En cifras absolutas, en el mencionado distrito se trata de unas 1.800 mujeres mayores de 40 años”.

Según datos de organizaciones sin fines de lucro que prestan ayuda a las mujeres con serios problemas socio-económicos, la prostitución la ejercen en la República Checa también muchas mujeres de mayor edad que tienen trabajo pero el dinero no les alcanza para cubrir los gastos familiares.