Desde Praga se gestionará toda la investigación espacial de la UE

/c/instituce/gsa_holesovice1.jpg

La Agencia Europea de Navegación por Satélite, con sede en Praga desde 2012, se convertirá desde el año que viene en la Agencia para el Programa Espacial de la Unión Europea y desde la capital checa se dirigirá toda la investigación espacial comunitaria. La plantilla pasará de los doscientos empleados de la actualidad hasta unos seiscientos.

Servicios de GALILEO, fuente: Gsc-helpdesk, Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0

La Agencia Europea de Navegación por Satélite (GNSS) es la única organización de la Unión Europea que alberga la República Checa. A partir de 2021, desde el barrio de Holešovice se dirigirán todos los programas espaciales de los Veintisiete. Algo que requerirá de grandes cambios en su sede, especialmente porque se cuenta con triplicar su personal.

El sistema global de navegación por satélite europeo Galileo se ha caracterizado desde el inicio de sus operaciones en diciembre de 2016 por su precisión. La cantidad de aplicaciones en su vida diaria es innumerable y no dejan de crecer. Un ejemplo de ello ofrece a la Radio Checa Giustina Radelkiovich, de la Agencia Europea de Navegación por Satélite.

Sistema de navegación por satélite Galileo, fuente: EC AV Services

“Hace pocos años, cuando alguien llamaba al 112, le localizaban gracias a la red móvil con una exactitud de, en el mejor de los casos, 500 metros, y en el peor, de varios kilómetros. Pero si lo que buscaba el usuario era un restaurante, este lo situaba con un margen de error de pocos metros”.

Desde 2022, usando Galileo, todos los teléfonos móviles vendidos en Europa deberán enviar automáticamente la localización exacta del usuario al llamar al 112 por decisión de la Comisión Europea.

Los ministerios de Finanzas y de Transportes, la Oficina del Gobierno checo y otras instituciones dedicadas a la seguridad del país, ya están buscando la forma de ampliar la capacidad del edificio de la agencia espacial y de atender también las necesidades habitacionales de los nuevos trabajadores y sus familias. Además de oficinas, se trata de habilitar nuevas salas de reuniones, laboratorios y otros espacios.

Fuente: Lukas Rohr, CC BY-SA 3.0

En los ocho años que han pasado desde que la Agencia Europea de Navegación por Satélite se asentara en Praga, la Unión Europea ha destinado más de cien millones de euros que han repercutido directamente sobre las arcas checas. Con la ampliación, esta cifra no va sino a aumentar proporcionalmente.

Los servicios del Sistema Global de Navegación por Satélite son compatibles con el sistema más antiguo de posicionamiento global, el GPS de Estados Unidos, y en los teléfonos móviles y otros aparatos cada vez se encuentran más aplicaciones destinadas a la mejora de la vida de los ciudadanos. Muchas de ellas están pensadas para la seguridad de las personas.

Foto: Archivo de ESA

Se calcula que esta señal ya la usan unos siete mil millones de aparatos inteligentes, con aplicaciones que van desde el transporte, la agricultura, geolocalización o las infraestructuras.

El sistema de satélites aún está en pleno crecimiento. En la actualidad tiene 18 satélites en funcionamiento. que pronto serán 22. El programa cuenta con un total de 30 satélites, que cubrirán prácticamente todo el planeta.