Crisis energética: Chequia, España, Francia, Grecia y Rumanía reclaman a la UE una acción conjunta

Chequia, España, Francia, Grecia y Rumanía presentaron una declaración conjunta al resto de socios en la UE. Reclaman la adopción de políticas energéticas europeas más agresivas como solución a la alarmante crisis en el sector.

Todo indica que el debate a nivel europeo para buscar soluciones comunes a la crisis energética se va animando. Tanto es así que Chequia, junto con España, Francia, Grecia y Rumanía, han presentado una declaración conjunta a la Comisión Europea. El objetivo es hacer frente a la profunda crisis energética que asola al continente. Alena Schillerová, ministra de Finanzas, firmó el documento en representación de Chequia, mientras que sus respectivos homólogos hicieron lo propio.

El comunicado expresa la preocupación de los países firmantes por el alarmante aumento de precios. Además, expone una serie de propuestas en materia energética: respecto al gas, por ejemplo, que Bruselas investigue por qué los contratos pactados han sido insuficientes y apostar por su compra y almacenamiento comunes. Además, proponen una reforma del mercado mayorista de la electricidad y continuar apostando por la independencia energética y el medio ambiente. Pedro Sánchez, presidente del gobierno español y cuyo país ha sido uno de los más activos en este asunto, decía esto a La Vanguardia.

“En segundo lugar, el tema que se suscitó en la cumbre de líderes fue precisamente la evolución del precio de la energía y, como saben ustedes, el Gobierno de España ha planteado a lo largo de estas últimas semanas, ante la escalada del precio mayorista de los mercados de la energía y también al alza del precio del gas, una serie de medidas. Bajo un mismo sentido: la evolución del precio de la energía, la evolución del precio mayorista de la electricidad, es un tema europeo, porque está afectando a todos los países europeos”.

Fue en Luxemburgo, reunidos allí los ministros de Finanzas de la eurozona,  donde surgía esta iniciativa. Por otro lado y casi simultáneamente, Eslovenia acogía la cumbre entre la UE y los Balcanes Occidentales. El motivo era fortalecer los lazos entre la Unión y los países de este bloque, muchos en trámite de admisión como miembros. Si bien la crisis energética no era el asunto del encuentro, sí terminó siendo tema de conversación entre los líderes europeos. Estos compartieron mantel en una cena informal en Ljublana. Medios españoles reportaron que tanto su presidente, Pedro Sánchez, como el primer ministro checo Andrej Babiš pusieron el asunto energético sobre la mesa ante el resto de comensales.

Si bien Chequia es una de las promotoras de estas medidas, Babiš apenas hizo declaraciones.

“Si queremos tener influencia en la región y no dejársela a Rusia, China y otros países, tenemos que encontrar una solución. Pero de momento lo estamos discutiendo, desde hace 21 años.”

Aunque el grupo de firmantes del comunicado parece decidido a promover políticas más agresivas, desde Europa existe cierta reticencia a realizar reformas y medidas de este calado. La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, fue cuestionada por el asunto a su llegada a Eslovenia.

“Es un problema serio, creo que debemos tener muy claro que los precios del gas se han disparado pero los precios de las energías renovables se han reducido y son estables así que para nosotros está muy claro que, en cuanto a energía a largo plazo, es importante apostar por las renovables”.

Son países como Alemania o Países Bajos quiénes más reacios se muestran a estas propuestas. Desde Berlín, por ejemplo, llaman a evitar la precipitación. No abogan por medidas radicales ni intervencionistas y piden calma para tomar una determinación común más adelante. Así lo dijo la canciller Angela Merkel a la agencia alemana Ruptly.

"Abordaremos los precios de la energía a finales de octubre con el Consejo Europeo. Sugeriría no buscar las respuestas más simples, tenemos que mirar más de cerca todo”.

El dilema energético empieza a ser ya un asunto de estado para muchos países. Las subidas en los precios del sector energético han sido récord y especialmente fuertes en países como España. En cuanto a Chequia, ya espera también subidas cercanas a un 20% en gas y electricidad de aquí a final de año.

Autor: Juan Carlos Ferradans
audio