Conferencia sobre propiedades judías cerrará la presidencia checa de la Unión Europea

r_2100x1400_radio_praha.png

Una conferencia sobre el destino de las propiedades de las víctimas del Holocausto, que se celebrará entre el 26 y el 30 de junio en Praga y Terezín, será la última actividad de la presidencia checa de la Unión Europea.

El 1 de julio próximo, la República Checa entregará la presidencia rotativa de la Unión Europea a Suecia. La conferencia sobre el destino de las propiedades de las víctimas del Holocausto, que este viernes se iniciará en Praga, constituirá el último capítulo de la presidencia checa de los Veintisiete.

La actividad enlaza con el encuentro de Washington de 1998, que realzó la importancia de la búsqueda y devolución de los bienes judíos, confiscados durante la Segunda Guerra Mundial, según señaló Denisa Haubertová, de la Oficina del Gobierno. “La conferencia ofrecerá la oportunidad de dar a conocer lo que se ha logrado en base a las recomendaciones del encuentro de Washington. Esta vez, sin embargo, queremos hablar también de otros sectores, como la educación y la atención social a las personas que sobrevivieron los horrores nazis”.

A la conferencia asistirán representantes gubernamentales de 49 países, entidades judías y Organizaciones No Gubernamentales del mundo entero. Entre los invitados figuran el Premio Nobel de la Paz, Elie Wiesel, el ex presidente checo, Václav Havel y el historiador israelí, Jehuda Bauer.

Además de las sesiones plenarias, funcionarán cinco grupos laborales que debatirán temas específicos como los bienes culturales robados, los bienes inmuebles, programas sociales y educativos. Tomáš Kraus, de la Federación de Comunidades Judías, recalcó la importancia de enseñar en las escuelas lo que fue el Holocausto. “Nunca estamos satisfechos de cómo se habla del tema a los escolares. Pero es importante para comprender la historia y el futuro. Hay que seguir mejorando la preparación de los profesores de historia. En el Monumento de Terezín se imparten cursos especiales sobre el tema. Existe también una convención internacional que compromete a incluir el Holocausto en el sistema de la enseñanza, pero hasta ahora la firmaron sólo 26 países”.

La conferencia sobre los bienes judíos concluirá el próximo martes en Terezín, al norte de Praga, con la suscripción de un Memorándum y la Declaración de Terezín, documentos que resumirán las recomendaciones del encuentro. Se prevé asimismo acordar la creación del ‘Instituto del Legado del Holocausto’, que estaría situado en el antiguo campo de concentración nazi en Terezín.