Con los niños en el parque

Ahoj, studenti ceského jazyka!, ¡Hola!, estudiantes de checo! ¿Cómo logran avanzar en el aprendizaje? Esperamos que las primeras dificultades del checo no les hayan quitado las ganas de seguir aprendiendo.

Ahoj, studenti českého jazyka!, ¡Hola!, estudiantes de checo! ¿Cómo logran avanzar en el aprendizaje? Esperamos que las primeras dificultades del checo no les hayan quitado las ganas de seguir aprendiendo.



Para esta ocasión hemos escogido un tema bastante liviano y tranquilo, aunque sus protagonistas no suelen ser tan tranquilos.



Sí, el tema de hoy está relacionado con los niños. Conocer algunas frases de este campo también puede resultarles de utilidad, verdad, amigos? Por eso decidimos invitarles al parque.



¡Empecemos, no vaya a ser que se nos marchen los niños a sus casas! Cerca del edificio de Radio Praga hay un extenso parque, "rozlehlý park", llamado "Riegrovy sady", y en ese "park" se encuentran varias áreas de juegos para niños, "dětská hřiště" (dietská hrzishtie). En singular es "dětské hřiště" (dietské hrzishtie).



Ah, hay allí muchos columpios, "houpačky" (houpachky) que tanto gustan a los niños. Columpiarse se dice en checo "houpat se". Yo me columpio, es "houpu se" o "já se houpu" (yá se houpu).



A los niños también les gusta jugar en la arena, "hrát si na písku" por lo que en el parque no puede faltar un arenal "pískoviště" (pískovishtie). Emplean diversos instrumentos, "náčiní" (náchiní), como por ejemplo, paletillas, "lopatičky" (lopatichky), cubitos, "kyblíčky" (kiblíchky), así como moldes, "bábovičky" (bábovichky), con los que crean un sinnúmero de figuras de arena.



Los chicos suelen emplear también grandes camiones, "náklaďáky" (nákladiaky), para cargar y transportar la arena y luego con sus amiguitas construyen, por ejemplo, castillos de arena, "hrady z písku".



Desde muy pequeños los niños adoran igualmente los toboganes, "klouzačky" (klouzachky). A las niñas mayorcitas les fascina la comba, "švihadlo" (shvihadlo) y la cuerda elástica, "guma" que emplean para saltar, "skákat". Juntan y amarran sus dos extremos, luego dos niñas lo estiran sujetándolo con sus piernas y la tercera salta sobre el cordón.



¡Qué divertido! ¿Cómo no se cansan?, "neunaví se"?



No se cansan porque los niños son así. Y si el juego llega a aburrirles, inventan otra cosa. Se ponen a cantar, por ejemplo.



Esperamos, amigos, que tampoco ustedes se hayan aburrido y que hayan aprendido otras palabras en este curso de checo de Radio Praga. ¡Hasta la próxima!