Colección Transatlántica: un puente entre el español y el checo

Anezka Charvátová (Foto: autor)

Travesuras de la niña mala, de Mario Vargas Llosa, y Lo mejor que le puede pasar a un cruasán, de Pablo Tusset, son los próximos libros que publicará en checo la editorial Garamond, a través de su colección Transatlántica.

Anezka Charvátová (Foto: autor)
La doctora en filología románica Anezka Charvátová es la gran responsable de la mayoría de los libros que traducidos del español leen los checos hoy en día.

Ella es la creadora de la colección Transatlántica, de la editorial Garamond, y gracias a ella sus compatriotas han podido disfrutar de autores como los clásicos Carlos Fuentes, Julio Cortázar y Reinaldo Arenas, hasta los más recientes Roberto Bolaño, Enrique Vila-Matas y Lucía Etxebarría.

Charvátová, que antes trabajó en la editorial Mlada Fronta, y que ganó un premio a la mejor traducción del año con El Hablador, de Mario Vargas Llosa, en 2003, explica cómo llegó a Garamond y por qué decidió crear su colección.

"Yo vine acá a Garamond porque el jefe es un amigo, compañero de estudios en la facultad, que me propuso crear mi propia colección de literatura española y latinoamericana, lo que me gustó mucho", cuenta Charvátová.

Ya en Garamond, le puso nombre a su colección: Transatlántica. La idea es, según explica, acercar las dos orillas del océano a los lectores checos, y que así al menos estén enterados de lo que se escribe en la península Ibérica y en el continente americano.

"Transatlántica quiere decir que queremos juntar las dos riberas del Atlántico y ensanchar un poco los horizontes de los lectores checos. Publicamos a autores españoles de la península Ibérica, también a los portugueses, vamor a publicar a los catalanes, también a los vascos, es decir, todos los escritores de la península Ibérica, y al mismo tiempo dar a conocer a los escritores de América Latina", afirma.

La aventura partió a fines de 2005 con un clásico vivo del español, el mexicano Carlos Fuentes y su Gringo Viejo, cuyo lanzamiento coincidió con la inauguración del Instituto Cervantes de Praga, donde se creó la biblioteca Carlos Fuentes.

"Empezamos con Carlos Fuentes, porque la idea de esta colección es dar a conocer por un lado a los clásicos, es decir, publicar los libros todavía no traducidos de los grandes autores conocidos ya. Y este libro Gringo Viejo alcanzamos a publicarlo para la inauguración del Instituto Cervantes, porque Carlos Fuentes tuvo que venir para inaugurar el Instituto ya que ahí está la biblioteca Carlos Fuentes. Al final no vino, vino este año, dio su discurso y es un personaje encantador. Pienso que empezar la colección con Gringo Viejo fue una buena cosa", comenta Charvátová.

El segundo libro que publicó la colección es uno de los favoritos de Anezka Charvátová. Se trata de Nocturno de Chile, de Roberto Bolaño, autor que, aunque falleció en 2003 a los 50 años, es hoy en día una de las voces en español más admiradas, traducidas y estudiadas del mundo.

"Después seguimos con el chileno Roberto Bolaño, que es un poco el otro lado de la colección, queremos también dar a conocer a los autores no conocidos aquí y Bolaño es para los checos un perfecto desconocido y a pesar de ser apreciado como uno de los mejores escritores de la actualidad, el que llevó la literatura latinoamericana mucho más allá de donde se quedó en los años 60 con los autores del famoso boom, no había sido publicado aquí", sostiene.

Una tarea pendiente de la editora es publicar en checo la obra maestra de Roberto Bolaño: Los detectives salvajes, ganadora de los premios Herralde y Rómulo Gallegos.

Anezka Charvátová (Foto: autor)
La colección siguió con autores como el catalán Enrique Vila-Matas, con Bartleby y compañía, y con Reinaldo Arenas, con El portero, con traducción de la propia Charvátová, que ya había traducido para otra editorial Antes que anochezca, la famosa autobiografía del cubano.

Este año su colección ya ha editado dos libros. El primero fue Los premios, del argentino Julio Cortázar, otro clásico de la literatura latinoamericana y otra deuda pendiente, ya que no existía traducción de esa novela, anterior a Rayuela. Y después llegó Amor, curiosidad, Prozac y dudas, de Lucía Etxebarría, figura de la denominada generación X de España.

Pero eso no es todo. A fines de octubre o comienzos de noviembre, para aprovechar el impulso de las fiestas navideñas, publicará otros dos títulos: Travesuras de la niña mala, la más reciente novela del peruano Mario Vargas Llosa, un gigante de la literatura universal, y Lo mejor que le puede pasar a un cruasán, del irreverente Pablo Tusset, una de las últimas revelaciones de las letras hispanas.

Esa es la idea de Transatlántica, reitera Charvátová: tender un puente para que el lector checo pueda acercarse a los clásicos y a los autores más actuales del español.

palabra clave:
audio