Científicos descubren dinámicas comunes entre los insectos y los bosques

/c/pixabay/zvirata/housenky.jpg

Durante catorce años, un equipo internacional de científicos encabezado por el ecólogo checo Vojtěch Novotný estuvo evaluando la diversidad de las especies de insectos en los bosques y su papel en la flora. Tras recoger datos de bosques de tres continentes, los resultados fueron publicados recientemente en la revista científica Ecology Letters.

Foto: Martin Volf, archivo  Biology Centre of the Czech Academy of Sciences

La investigación se llevó a cabo en nueve diferentes lugares de tres continentes. Entre ellos, compararon una zona templada checa con una zona tropical de Camerún. También estudiaron un ecosistema en Japón comparándolo con un bosque tropical en Nueva Guinea, y en América observaron un bosque templado de Estados Unidos y un bosque tropical en Panamá.

Los científicos buscaban averiguar la compleja ecología de un bosque tropical, evaluando la diversidad y el impacto de las especies de insectos que viven en este entorno. También tenían el propósito de explicar la razón por la cual existe una cantidad de insectos más numerosa en los bosques tropicales que en las zonas templadas, de ahí los estudios comparativos entre continentes.

Tras seis años recogiendo datos, dedujeron dos principales correlaciones entre la vegetación y los insectos. Por una parte, cuántas más especies de plantas tenga un bosque, más numerosas serán las especies de insectos que vivan en este entorno.

Según explica Vojtěch Novotný, jefe del Departamento de Ecología del Centro de Biología de la Academia de Ciencias Checa, son más diversos los bosques tropicales en términos de flora y fauna porque las zonas templadas en América, Europa y Asia siguen viviendo las consecuencias de los relativamente recientes periodos glaciales. Estos diezmaron las especies de plantas y árboles que solían crecer en estos bosques.

Por otra parte, el número de insectos presentes durante un momento del año en un bosque depende de las especies de plantas que habitan ese entorno. Vojtěch Novotný explica un poco más en detalle las conclusiones.

Vojtěch Novotný, foto: Yerpo, Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0

“La exuberante vegetación de los trópicos es casi toda incomestible, porque está fuertemente protegida tanto química como mecánicamente, por ejemplo, por espigas o pelos. En cambio, aquí, en la zona templada, todos los árboles de hoja ancha no tienen más remedio que echar nuevas hojas en primavera, y éstas son muy atractivas para los insectos. Así que hay mucho más alimento en un momento dado de la primavera en el bosque de la zona templada que en cualquier momento en el bosque tropical”.

Otra de las conclusiones de este estudio representa una solución frente a plagas de insectos que afectan a los bosques templados, como la de los escarabajos de la corteza en Europa Central. Cambiar la silvicultura en bosques de especies mixtas permitiría diversificar la vegetación protegiéndola mejor a imagen de las zonas tropicales.

Foto: C. Redmond, archivo Biology Centre, Czech Academy of Sciences

Durante la investigación, los científicos se dieron cuenta de que al estudiar insectos viviendo en árboles, lo más interesante ocurría en el dosel, es decir, en la capa más alta de sus ramas. Vojtěch Novotný habla de la solución que encontraron.

"Primero fuimos llevados a lugares que tienen las llamadas grúas de dosel. Es una estructura construida en medio de un bosque y que, en lugar de levantar el material para la construcción de edificios, levanta a los investigadores en una pequeña góndola. Finalmente, construimos una de esas grúas en Papúa Nueva Guinea. Así que ahora tenemos nuestra propia grúa y podemos usarla a tiempo completo".

Foto: Presentación oficial de entu.cas.cz

Este estudio también permitió demostrar la importancia de los insectos. Tras haber hecho el experimento de excluirlos de partes de varios bosques con insecticida, los ecólogos observaron una disminución de la diversidad botánica en cada zona afectada.

Así, los insectos parecen funcionar como una especie de policía de la diversidad. Si ciertas plantas crecen más que otras, los insectos se alimentarán de estas, limitando su crecimiento y, sin querer, dar una oportunidad a las plantas raras de sobrevivir.

Autor: Carla Galas Alonso
audio