Científicos checos desarrollan medicamento contra gripe aviar

Tamiflu

Notables éxitos en el desarrollo de un nuevo medicamento contra la gripe aviar marcaron los científicos checos. Según análisis en laboratorios especializados de EE.UU., el nuevo medicamento se muestra mucho más efectivo que el aplicado hasta ahora, el Tamiflu de producción suiza.

En unos cinco años podría estar a disposición un nuevo medicamento contra la gripe aviar, elaborado en los laboratorios del Instituto de Química Orgánica y Bioquímica con sede en Praga. Los científicos checos registran hasta el momento avances prometedores en el desarrollo de esta medicina.

Muestras de las sustancias químicas descubiertas por expertos checos han sido enviadas a laboratorios especializados en Estados Unidos donde fueron sometidas a diferentes análisis, confirmándose que algunas de ellas combaten con gran efectividad a la peligrosa cepa H5N1 del virus de la gripe aviar. El nuevo preparado podría resultar mucho más efectivo en la lucha contra esa enfermedad que el Tamiflu aplicado actualmente, además de no producir efectos secundarios.

Aunque los resultados de las investigaciones son muy prometedores, los científicos advierten ante un elevado optimismo. Las investigaciones prosiguen y el camino hacia la aparición de un nuevo medicamento en las farmacias será largo todavía.

Además, los expertos no excluyen la eventualidad de una mutación de la gripe aviar, pudiendo llegar a transmitirse esta enfermedad entre los humanos. En tal caso se requeriría con mayor probabilidad la aplicación de otro tipo de preparados.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, hasta el momento perecieron en el mundo unas 136 personas afectadas por la gripe aviar, después de haber sido contagiados por un ave salvaje. El mayor número de víctimas humanas de la enfermedad se registra en Indonesia.