Chequia considera que el marco presupuestario europeo favorece a los países más ricos

Foto: kool_skatkat, Flickr, CC BY-NC-ND 2.0

El marco presupuestario de la Unión Europea para el período de 2021 a 2027 es el tema central de la actual cumbre extraordinaria europea, celebrada en Bruselas. Chequia está representada por el primer ministro, Andrej Babiš, quien adelantó que esperaba arduos debates durante las negociaciones sobre el presupuesto.

Foto: kool_skatkat, Flickr, CC BY-NC-ND 2.0

Andrej Babiš, foto: ČTK / Michal Kamaryt
Los presidentes y primeros ministros de los países comunitarios, por primera vez ya sin la presencia del Reino Unido, buscan en Bruselas llegar a un compromiso respecto al presupuesto marco de la Unión. Se espera que el acuerdo sobre el proyecto final se logre durante este semestre pero, según señaló el primer ministro checo, Andrej Babiš, antes de partir a Bruselas, las posturas de los países miembros difieren bastante, en vista de los previstos recortes de más del 10% en fondos estructurales y agrícolas.

”Las posturas (de los países miembros) son tan diferentes que difícilmente se puede esperar que se llegue a un acuerdo”.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quiere convencer a los dirigentes políticos comunitarios para superar las mayores contradicciones y alcanzar un avance en los debates. Para equilibrar los recortes anunciados para determinados sectores, Michel adelantó que desearía dar más dinero a la lucha contra el cambio climático, la digitalización y la protección de las fronteras exteriores de la Unión.

Charles Michel, foto: Archivo del Parlamento Europeo, CC BY 2.0
No obstante, varios políticos de los países miembros, entre ellos el jefe del Gobierno checo, Andrej Babiš, adelantaron que no estaban dispuestos a compromisos. Babiš insistió en que el proyecto preliminar del marco presupuestario daba ventaja a los países más ricos y que las diferencias en las posturas son tan enormes que no esperaba un pronto acuerdo.

De acuerdo con Andrej Babiš, Praga rechaza rotundamente que las subvenciones comunitarias para Chequia se reduzcan en más de 7000 millones de euros.

”Lo que más necesitamos es disponer de dinero para nuevas obras de inversión”.

El jefe del Gobierno checo adelantó que considera primordial defender en la cumbre de Bruselas la política de cohesión, y apoyar a la vez los proyectos encaminados a una mayor protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea.