Cae el ministro Salud checo por visitar un restaurante “cerrado” en medio de las restricciones  

Foto: ČTK / Vít Šimánek

El primer ministro Andrej Babiš anunció que pedirá la dimisión del ministro de Salud, Roman Prymula, después de que el diario sensacionalista Blesk publicara fotos del funcionario saliendo de un restaurante, violando la prohibición que él mismo había recomendado.

Roman Prymula, foto: Archivo de la Oficina de Gobierno de la República Checa

El diario sensacionalista checo Blesk publicó este viernes una serie de imágenes del ministro de Salud, Roman Prymula, saliendo de un restaurante a altas horas de la noche del miércoles.

Siguiendo las recomendaciones del ministro Prymula, experto en epidemiología y cabeza visible de la lucha contra la pandemia, el Gobierno ordenó el cierre de todos los restaurantes del país, como una de las medidas para frenar la expansión del nuevo coronavirus.

El primer ministro Andrej Babiš dijo ante los medios de comunicación que lamentaba lo ocurrido, porque Prymula es un especialista de gran prestigio, pero que ya tiene dos candidatos para el cargo. La nominación debe consultarla con el presidente de la República, Miloš Zeman, pero que espera que el lunes el nuevo ministro asista a la reunión del Gobierno.

Andrej Babiš, foto: Archivo de la Oficina de Gobierno de la República Checa

“Lo ocurrido representa para mí un gran choque. No entiendo cómo es posible. En momento en el que nosotros exigimos a la gente que lleve mascarilla, incluso dentro de los vehículos, y les complicamos la vida cerrando los restaurantes, las tiendas, semejante error es imperdonable. Me da igual que hacían en ese lugar el ministro y el seňor Faltýnek, pero nosotros no pdemos predicar agua y beber vino”.

De acuerdo con el diario Blesk, el ministro  Prymula fue fotografiado cuando salía de un restaurante que se encuentra en el área del monumento histórico de Vyšehrad, que debió estar cerrado, según las regulaciones gubernamentales.

Jaroslav Faltýnek, foto: Michaela Danelová, Archivo de ČRo

En las imágenes se puede ver también a Jaroslav Faltýnek, vicepresidente del movimiento ANO, agrupación política que encabeza el primer ministro, Andrej Babiš.

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, Babiš dijo que había destituido a Faltýnek del cargo partidista.

El primer viceprimer ministro y líder socialdemócrata, Jan Hamáček, dijo a la Televisión Checa que Prymula había perdido todo su crédito y que no debía continuar en el cargo.

Jan Hamáček, foto: Michaela Danelová, Archivo de ČRo

“Las reglas valen para todos. El ministro Prymula y el político Jaroslav Faltýnek se reunieron, en medio del estado de emergencia, en un restaurante que debía estar cerrado. Además, ignorar el uso de la mascarilla es algo imperdonable. Es imposible que la coalición gobernante esté representada por personas que no respetan las regulaciones gubernamentales“, insistió Hamáček que además de ministro del Interior es jefe del Comité Nacional de Crisis.

Jaroslav Faltýnek pidió disculpas ante la Cámara de diputados e indicó que había sido un error suyo. Reconoció que el encuentro con Prymula tuvo lugar el miércoles. “Pido disculpas por poner en entredicho mi veracidad al pedirle al ministro que se reuniera en un restaurante cerrado“, dijo Faltýnek.

Representantes de los partidos de oposición pidieron al ministro de Salud Roman Prymula que renuncie, y han lanzado duras críticas contra el hombre que receta duras restricciones a la población, pero que él mismo no respeta.

Markéta Pekarová Adamová, foto: ČTK / Vít Šimánek

La presidenta del partido TOP 09 Markéta Pekarová Adamová, escribió en su cuenta de Twitter que “La gente muere todos los días. Los paramédicos atienden a los enfermos al borde del agotamiento. Miles de hogares no saben de qué van a vivir, y en tal situación, el ministro de Salud viola todas las reglas imaginables“. La líder política exigió la dimisión inmediata del ministro Prymula.

Reacciones similares han llegado desde otros partidos opositores como, Alcaldes e Independientes (STAN), el democristiano Partido Popular (KDU-ČSL), y el Partido Cívico Democrático (ODS), que exigen la renuncia del ministro de Salud, Roman Prymula.