Andrej Babiš ganó en todas las regiones de la República Checa

Andrej Babiš, photo: ČTK

Los resultados preliminares han confirmado la victoria de Andrej Babiš en las elecciones legislativas. Ahora le esperan duras negociaciones para la formación de un Gobierno estable.

Andrej Babiš, foto: ČTK
El líder del movimiento ANO, Andrej Babiš, agradeció el apoyo a los ciudadanos resaltando que su agrupación ganó en todas las regiones del país.

Babiš volvió a insistir que su movimiento no representa una amenaza para el sistema democrático, como le reprochan algunos críticos. “Nuestra orientación es proeuropea y no queremos hacer cambios constitucionales”, resaltó Babiš.

Babiš, además, apreció el hecho de haber ganado a pesar de las campañas de desinformación que llevaron en contra de su movimiento muchos medios de comunicación del país.

ANO dispuesto a hablar con todos

Jaroslav Faltýnek, foto: ČTK
En cuanto a las negociaciones post-electorales, el vicepresidente del movimiento ANO, Jaroslav Faltýnek, indicó que el ganador de las elecciones debería ofrecer primero la colaboración a sus socios gubernamentales actuales, al Partido Socialdemócrata y los democristianos (KDU-ČSL).

Sin embargo, Faltýnek hizo hincapié en que negociará sobre la eventual cooperación con todos los partidos parlamentarios, en base a las prioridades de sus programas electorales.

Por su parte, el líder de los comunistas (KSČM), Vojtěch Filip, volvió a insistir en que la posibilidad de formar una coalición con ANO quedaba prácticamente descartada. El partido que perdió más de la mitad de los escaños de la Cámara Baja tendrá que sacar conclusiones del fracaso electoral tras un profundo análisis interno, según indicó Filip.

Pavel Bělobrádek (a la derecha), foto: ČTK
Aunque el democristiano Partido Popular (KDU-ČSL) no se ha mostrado satisfecho con el resultado de los comicios, el jefe de esta agrupación, Pavel Bělobrádek, indicó que no piensa dimitir. “No podemos estar satisfechos con el resultado general, ya que han ganado partidos de protesta y antisistema”, resaltó.

Ex agentes de la Policía Secreta comunista al poder

El jefe de TOP 09, Miroslav Kalousek, indicó que los checos dieron el poder a dos ex agentes de Policía Secreta comunista y un extremista (en referencia a Andrej Babiš, jefe del movimiento ANO, Vojtěch Filip, líder de los comunistas, y Tomio Okamura, jefe del partido Libertad y Democracia Directa).

Miroslav Kalousek, foto: ČTK
En su opinión, de cara a los resultados no es posible integrar un Gobierno democrático con una orientación prooccidental. “TOP 09 estará en la oposición”, subrayó.

En la oposición se propone permanecer también el partido Alcaldes e Independientes (STAN). El líder electoral de esta agrupación Jan Farský señaló que STAN desea ofrecer soluciones racionales y controlar el futuro Gobierno.

Para el líder de los Piratas, Iva Bartoš, su triunfo de debe a que por su formación votaron muchas personas que en el pasado habían perdido el interés por la política, y que no se trata únicamente de gente joven.

El otrora gubernamental Partido Cívico Democrático se levantó de sus cenizas, y tal y como indicara el presidente de la formación Petr Fiala se han convertido el mayor partido tradicional del escenario político nacional.

Tomio Okamura, foto: ČTK
Para el líder del partido Libertad y Democracia Directa, Tomio Okamura, ahora lo importante es buscar la aplicación de su programa que resumió en la ley sobre el referéndum, incluido el referéndum para abandonar la Unión Europea, tolerancia cero a la migración como parte de la ola migratoria y la prohibición de la propagación de la sariá según el fallo del Tribunal para los Derechos Humanos de Estrasburgo.

El gran perdedor, el primer ministro y antiguo líder socialdemócrata, Bohuslav Sobotka, se limitó a lamentar la derrota y a expresar su temor por el futuro del estado social de la República Checa.