Agricultores checos preparan bloqueos de autopistas

r_2100x1400_radio_praha.png

Organizaciones agrícolas y cooperativas de leche de vaca checas piden una ayuda del Gobierno y de la Unión Europea al sector, afectado por la crisis económica. Para finales de junio los ganaderos preparan una protesta en forma de bloqueo de las autopistas nacionales.

Los agricultores checos, al igual que sus colegas de España, Alemania, Francia y otros países comunitarios, quieren que se establezca un precio mínimo de las entregas de leche. Esta ayuda de Bruselas permitiría a los ganaderos superar los impactos de la crisis, según dijo Jan Veleba, presidente de la Cámara Agraria checa.

“El precio mínimo por las entregas de leche es indispensable. Los granjeros reducen ahora sus rebaños de vacuno para sobrevivir la crisis. El cultivo de la remolacha azucarera también se rige por cuotas como la producción de leche, y Bruselas fijó un precio mínimo en sus entregas. Queremos que lo mismo se haga con la leche”, insistió Veleba.

El dirigente agrícola recalcó que, en comparación con el año pasado, los ganaderos checos pierden ahora mensualmente unos 19 millones de euros en las entregas de leche a las plantas lecheras.

El analista agrícola Petr Havel considera, no obstante, que los precios mínimos de la leche afectarían a los agricultores.

Jan Veleba
“Tal política contradice los intereses de los agricultores comunitarios. Bruselas subvenciona actualmente la venta de los excedentes de leche en los mercados internacionales, porque su precio es alto en comparación con el de los países asiáticos por ejemplo. En caso de elevarse más todavía, la situación sería insostenible”, sostuvo Havel.

Los ganaderos de vacuno checos piden una ayuda financiera directa de la Unión Europea, y el apoyo del Gobierno nacional en forma de la promoción de un mayor consumo de leche, como ocurre en la vecina Eslovaquia.

En la República Checa, Francia y otros países han tenido lugar en los últimos meses multitudinarias protestas de los agricultores. Éstos criticaron los bajos precios de la leche que, en comparación con el año pasado, se han reducido en un 30 por ciento. En Alemania, el más importante productor de leche a nivel europeo, los precios de su entrega son los más bajos en los últimos 30 años.

Los granjeros checos están decididos a bloquear a finales de junio las autopistas del país para manifestar su descontento con la pasividad del Estado y de Bruselas frente a sus problemas. Poco antes, centenares de agricultores checos participarán en la protesta europea contra la política de la Unión Europea en el sector lácteo, que se efectuará el 22 de junio en Luxemburgo.