Vladimír Meciar vuelve a ganarse las simpatías de los eslovacos

Vladimír Meciar

El ex primer ministro eslovaco, Vladimír Meciar, es el ganador de la primera ronda de las elecciones presidenciales en Eslovaquia. En reacción a estos resultados, el primer ministro checo, Vladimír Spidla, sostuvo que confía en la conservación de buenas relaciones de vecindad con Eslovaquia.

El ex primer ministro eslovaco, Vladimír Meciar, foto: CTK
La primera ronda de las elecciones presidenciales directas en Eslovaquia se caracterizó por una baja participación, acudiendo a las urnas sólo el 48 por ciento de los electores. Además del desinterés de los ciudadanos por los comicios, el oficialismo eslovaco sufrió otra derrota. Su candidato, el ministro de RR.EE, Eduard Kukan, no pasó a la segunda ronda, obteniendo sólo el 22 por ciento de los votos. Le ganaron los candidatos de la oposición, el ex primer ministro, Vladimír Meciar, con el 33 por ciento de votos a su favor y el presidente del Parlamento, Ivan Gasparovic con el 22,28 por ciento de los votos.

Candidatos de la oposición, Ivan Gasparovic y Vladimír Meciar, foto: CTK
Representantes oficiales checos indicaron que la victoria de Vladimír Meciar era de esperar, en vista de su popularidad entre la opinión pública eslovaca, eludiendo otros comentarios. El primer ministro checo, Vladimír Spidla, señaló que la República Checa respetará la decisión del pueblo eslovaco.

"La victoria de Vladimír Meciar no me sorprendió, pero lo que no esperaba fue que a la segunda vuelta no pasara el candidato gubernamental, el ministro, Eduard Kukan. Las elecciones presidenciales en Eslovaquia son directas, decide el pueblo. Estoy convencido de que los cambios en los puestos políticos no dañarán en absoluto los estrechos contactos que mantienen nuestros países".

Vladimír Meciar retornó con toda pompa a la política, pero el oficialismo eslovaco teme que la eventual presidencia de ese controvertido político podría llevar al aislamiento internacional de Eslovaquia. Hace un par de años, cuando Meciar fue primer ministro eslovaco, el país estuvo en esa situación, además de enfrentar una crisis socio-económica.

Los comicios que decidirán sobre el nuevo presidente de Eslovaquia se celebrarán el 17 de abril.