Villa de Loos competirá por la inscripción en el Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

Cada año la República Checa puede postular un monumento para la inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. En el período 2007-2008 competirán por ese reconocimiento doce monumentos checos, entre ellos el hotel montañoso y el emisor de Jested, así como la ciudad renacentista de Slavonice.

Desde hace más de 16 años Karlstejn, el castillo checo más conocido, aspira sin éxito a la inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. El castillo edificado por el emperador Carlos IV, que alberga el conjunto de tablas góticas más amplio en el mundo, vuelve a figurar en la lista preliminar de nominaciones para la inscripción aprobada la semana pasada por el Ministerio de Cultura.

Una fuerte competencia le hacen dos joyas de la arquitectura moderna de Praga. La iglesia del Sagrado Corazón del arquitecto esloveno Josip Plecnik y la villa Müller, con cuya realización el arquitecto Adolf Loos coronó su idea del Raumplan, según indica la historiadora de arte, Jana Svarcová.

"El concepto del Raumplan consiste en que Loos adjudicaba a cada una de las habitaciones, a cada uno de los espacios, una importancia distinta. Afirmaba que un dormitorio, por ejemplo, no tiene la misma importancia que una sala de estar, que es un espacio de representación. De la importancia de las habitaciones dependía su tamaño o la altura del techo. Loos situó los cuartos a lo largo de un eje imaginario en la casa como si se rodaran en una espiral".

Kuks (Foto: Martina Schneibergova)
Entre los doce monumentos, de los que el Ministerio de Cultura seleccionará uno para someterlo a la evaluación del Secretariado de la UNESCO, aparece también el paisaje barroco de Kuks, en Bohemia Oriental. Este incluye un singular complejo de estatuas alegóricas de Virtudes y Vicios, talladas en piedra arenisca por Matyás Bernard Braun, explica el administrador del palacio de Kuks, Libor Svec.

"El ciclo surgió entre los años 1718 y 1720. El maestro Braun admitió que tenía seis ayudantes al realizar las estatuas. El mismo presentaba un boceto, una estatuilla de madera o de arcilla, y según este modelo el taller creaba la estatua de piedra. Luego llegaba Braun para rematar la obra. Originalmente las estatuas estaban policromadas".

En la lista preliminar de nominaciones para la inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO comparecen además, los tres mayores balnearios de Bohemia Occidental Karlovy Vary, Mariánské Lázne y Frantiskovy Lázne, el complejo de estanques de Trebon, en Bohemia del Sur, y edificios industriales de Ostrava, en Moravia del Norte, entre otros.