Velas y bancos en el sexto aniversario de la muerte de Havel

Dagmar Havlová, la viuda de Václav Havel y Jan Burian, el director del Teatro Nacional Checo, foto: ČTK

Diversos eventos conmemoran los seis años de la muerte del expresidente checo Václav Havel, entre ellos la inauguración de un banco en la Biblioteca Tećnica Nacional.

Dagmar Havlová, la viuda de Václav Havel y Jan Burian, el director del Teatro Nacional Checo, foto: ČTK
El 18 de diciembre de 2011, hace ya seis años, falleció Václav Havel tras varios años de lucha contra diversas complicaciones de salud, entre ellas un cáncer de pulmón. El expresidente checo y checoslovaco, dramaturgo y cabeza visible de la disidencia durante la época del régimen comunista, es recordado este lunes con diversos eventos en todo el país.

Entre ellos se encuentra la inauguración del banco de Ferdinand Vaněk, llamado así en honor al personaje principal de la obra de teatro ‘Audiencia’. El asiento, situado en la Biblioteca Técnica Nacional, ha sido iniciativa de Michael Žantovský, uno de los antiguos consejeros de Havel, que explica así su sentido.

“Ferdinand Vaněk en esta obra aparece como alter ego de Václav Havel. Junto al Ayuntamiento de Praga 6 concebimos la idea de dedicarle a él también un banco”.

Foto: ČTK
Precisamente otros muchos bancos y asientos públicos de todo el mundo han sido dedicados al expresidente checo, entre ellos en Barcelona, Dublín, Venecia u Oxford.

El homenaje más visible será sin embargo el evento ‘Una Vela para Havel’, celebrado en la plaza de Jungmann, en el centro de Praga, y donde todo aquel que lo desee puede encender una vela y depositarla junto a las demás en una zona habilitada para ello. En el lugar se leerán además algunas de las piezas de teatro de Havel.

Václav Havel destacó artísticamente a partir de los años 50 y 60, primero como poeta vanguardista, después como dramaturgo y principal representante nacional del teatro del absurdo. Fue uno de los firmantes del manifiesto disidente Carta 77 y a finales de los años 80 ya era uno de los principales rostros de la oposición al régimen comunista en Checoslovaquia.

Foto: Roj, CC BY-NC-SA 2.0
En 1989, durante la Revolución de Terciopelo, dirigió las negociaciones de los disidentes con las autoridades comunistas y de hecho está considerado como uno de los artífices de la transición a la democracia. Fue presidente de Checoslovaquia en 1990 y primer líder del Foro Cívico, que en los primeros momentos aglutinaba a las principales fuerzas democráticas.

Ocupó la presidencia de Checoslovaquia hasta julio de 1992, momento en el que abdicó como forma de desacuerdo con la separación, para en 1993 volver al Castillo de Praga en calidad de presidente checo. Fue reelegido en 1998, abandonando el cargo en 2003.

Havel es recordado a nivel internacional por su rol simbólico en los primeros años de democracia en Checoslovaquia y por involucrarse en la defensa de los derechos humanos, por ejemplo en cuanto a la causa tibetana. Sus detractores recuerdan sin embargo su apoyo al bombardeo de Yugoslavia de 1999 por parte de la OTAN y a la invasión estadounidense de Irak en 2003.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio