Una web reúne imágenes de todos los legionarios checoslovacos de la Primera Guerra Mundial

Fuente: Legie 100 / ČSOL

Sangre de Legionario es el nombre del proyecto en el que los descendientes de miembros de la histórica Legión Checoslovaca están enviando fotos para que quede una memoria de los rostros de aquellos combatientes. Casi 14 000 imágenes ya completan la ficha de estos soldados voluntarios de la Primera Guerra Mundial, cuya gesta fue crucial para que Checoslovaquia obtuviera la independencia en 1918.

Han pasado más de cien años, pero los legionarios checoslovacos siguen en la memoria de sus familiares. Estos pueden enviar sus fotografías a la Comunidad Checoslovaca de Legionarios a través de la web Sangre de Legionario (Krev legionáře) en la que se recuerda a cada uno de sus, aproximadamente, 130 000 combatientes.

Los perfiles de más de una décima parte de ellos no solo cuentan ya con sus datos básicos de nacimiento, origen y trayectoria militar antes y durante su pertenencia a la Legión Checoslovaca, sino también con su retrato.

Jiří Charfreitag,  foto: Ondřej Tomšů

Pero no dejan de llegar nuevas fotos, explicó para la Televisión Checa el creador del proyecto, Jiří Charfreitag.

“En la República Checa vive actualmente un millón de personas con algún antepasado legionario. Cada semana nos llegan fotos nuevas y varios formularios a través de la web, lo que quiere decir que el proyecto está vivo y la gente quiere buscar sus raíces”.

Foto: Wikimedia Commons,  CC0

Aproximadamente, cada año se añaden unas mil fotografías nuevas. Charfreitag inició este proyecto hace una década, motivado por la propia historia de su bisabuelo, Vratislav Charfreitag, también legionario, a quien recuerda.

“Estuvo algo de tiempo en Serbia, y no es que no le gustara, pero lo que quería era ir a Rusia. Después de arreglar los problemas que surgieron con su inscripción, se enroló en el Ejército ruso y volvió a la patria con rango de capitán”.

En la Legión Checoslovaca se alistaron checos y eslovacos voluntarios para luchar contra las tropas del Imperio Austrohúngaro, en las que legalmente les correspondía estar, con la esperanza de que una derrota de la Triple Alianza conllevara la independencia de Checoslovaquia, como finalmente sucedió.

Miloš Borovička, de la Comunidad Checoslovaca de Legionarios, explicó a la Televisión Checa el objetivo de su institución en la actualidad.

“Nuestra misión es preservar la memoria histórica de la Legión, la Segunda Resistencia, esto es, la lucha contra la ocupación nazi, y la de los militares que luchan en la actualidad en misiones internacionales. Así que continuamos la tarea que comenzaron nuestros antepasados hace más de 100 años”.

La Legión Checoslovaca contó con unidades propias en la Primera Guerra Mundial dentro de los ejércitos ruso, francés e italiano. En el frente ruso luchó la mayoría de ellos, más de 70 000 hombres. Pero una gran parte de soldados lo hicieron también en unidades regulares de los ejércitos serbio, británico, canadiense y, sobre todo, estadounidense, que contó con más de 40 000 checos y eslovacos.

Cuando las tropas austrohúngaras capturaban a uno de estos legionarios, era inmediatamente sentenciado a muerte y ejecutado por alta traición, lo que sucedió en unas cien ocasiones en los frentes ruso e italiano.

palabra clave:
audio