Un reportaje de España en acuarelas y otras hazañas de viajeros checos

Pintura de Carl Goebel

'Andanzas Inéditas de un Moravo por la España del siglo XIX' es el nombre de la exposición de acuarelas, inaugurada este jueves en el Instituto Cervantes de Praga. La apertura de la muestra estuvo acompañada de un coloquio, dedicado a la larga historia de viajeros checos en España, y de la presentación de una edición checo-española del libro 'Viaje a España' del escritor checo Karel Čapek.

František Maria Alfred Harrach
Llevarse a un dibujante que captara los recuerdos fundamentales de su viaje por España en una época en la que las cámaras fotográficas eran para los checos aún ciencia-ficción. Eso es lo que decidió a mediados del siglo XIX el conde Alfred Harrach, procedente de una rica familia checa de noble abolengo.

Este tesoro pictórico, conformado por 18 acuarelas del pintor austríaco Carl Goebel, permaneció durante más de un siglo y medio escondido ante los ojos del público. Ahora se muestran por primera vez, protagonizando una exposición en el Instituto Cervantes de Praga.

El descendiente del conde Alfred Harrach y el copropietario de las obras, el conde Jan Podstatzký-Lichtenstein, explicó a Radio Praga el motivo que llevó a su antepasado a descubrir España.

“La abuela de Alfred Harrach, la Sra. Dietrichstein, era una de las primeras embajadoras de Austria en España. Por todo esto relacionado con España, Harrach decidió hacer este viaje. En esa época no había máquinas fotográficas, así que se llevó a su pintor. Es el fondo de toda la idea”.

Pintura de Carl Goebel
El conde Jan Podstatzký-Lichtenstein siguió las huellas de su antepasado, al instalarse por una temporada en la ciudad española de Denia. Poder observar las diferencias entre la España de antes y la actual es lo que más le impresiona en los dibujos, según afirma.

“El que más me impresiona es el de Alicante, porque si miras cómo era en 1864 y en 1964, cuando yo estuve allí, no tiene nada que ver una cosa con la otra. Es el que más muestra la diferencia del desarrollo en España. Alicante era entonces un pueblecito”.

España, un destino atractivo para artistas y científicos checos

Tras rescatar el tesoro pictórico de un armario de su amigo Jan Podstatzký-Lichtenstein, el director del Instituto Cervantes, Ramiro Villapadierna, decidió organizar un homenaje a los grandes viajeros que partían a lo largo de siglos desde las Tierras Checas en búsqueda de las bellezas de la exótica España, según nos cuenta.

Jan Podstatzký-Lichtenstein, foto: ČT
“Antes del comunismo había grandes viajeros. Me acordé de que era el aniversario de Rainer Maria Rilke, que publicó su Viaje a España. De repente en Praga pudieron descubrir la España de los principios del siglo XX. Después Karel Čapek hizo su viaje a España, Jan Durych y Egon Ervin Kisch también. Entonces dije: por qué no hacemos algo con motivo de presentar por primera vez en Praga estos dibujos que nadie conoce y al mismo tiempo recordamos la historia de los viajeros checos que han ido a España a lo largo de los siglos, que ha habido científicos, escritores, artistas”.

Las hazañas de los viajeros checos en España las recordaron ante un numeroso público los historiadores Pavel Štěpánek, Simona Binková y Jana Černá, quienes resumieron un milenario panorama de viajes que diferentes artistas y científicos checos emprendieron a España en busca de inspiración, o estudios de fauna y flora.

El Viaje a España de Karel Čapek en una versión checo-española

En el marco del evento se presentó también la nueva edición checo-española del libro 'Viaje a España' ('Výlet do Španěl'), en el que el escritor checo Karel Čapek describió la España de la primera mitad del siglo XX. El libro, publicado por la editorial Albatros, facilita a los estudiantes de español el aprendizaje gracias a la posibilidad de comparar el texto original con su respectiva traducción en español. Para esta versión didáctica no se ha traducido el libro entero, sino nada más las partes que más interesantes les pudieran resultar a los lectores actuales, según nos cuenta el traductor de la obra, Carlos Ferrer.

Carlos Ferrer, foto: Kristýna Maková
“Me parecían interesantes los capítulos que describían ciudades, personas, corridas de toros o deportes, que otros, que hablan del arte, museos, jardines o especies vegetales o de plantas. Me parecían interesantes, pero al lector actual a lo mejor no le interesa o más bien no está en su campo de estudio”.

Un florecido vocabulario, que es el sello distintivo de las obras de Karel Čapek, y una cantidad de expresiones que ya han caído en desuso en el checo actual, representaron el mayor reto a la hora de traducir la obra. Por su parte, el traductor se quedó sorprendido por lo actual que sigue siendo esta obra de la primera mitad del siglo XX, según nos cuenta.

“Lo que le impresionaba a Čapek es lo mismo que cualquier turista centroeuropeo describe actualmente. Lo exótico que es España, que es más seco, el arte, los mismos edificios... Monumentos que sorprenden y maravillan hoy día a los turistas, es lo que sorprendía y maravillaba a Čapek. El flamenco, los toros, la catedral de Sevilla, Toledo; es exactamente lo mismo. No es un viaje profundo por España, es un viaje más bien sensorial. Esta misma visión, que es maravillosa y al mismo tiempo es un poco superficial, es lo que se tiene en el turismo internacional hoy en día”.

El Premio Čapek - Mi Viaje a España para los mejores reportajes

Ramiro Villapadierna, foto: archivo del Instituto Cervantes
El evento dedicado a los viajeros checos en España impulsó el nacimiento de un nuevo premio que galardonará anualmente los mejores reportajes sobre viajes a España, explica Ramiro Villapadierna.

“Cada año se hará una convocatoria de todos los reportajes que se publican en blogs, en televisión, en radio, en Radio Praga... En la prensa hay muchísimos cada año. Se abre un jurado que decidirá cuál es el mejor. Cada año, en primavera convocaremos el Premio Čapek - Mi Viaje a España. Esperamos que Radio Praga gane el primer premio”.

El equipo de Radio Praga coincide en desear el galardón a uno de sus oyentes y para inspirarse, recomienda visitar la exposición 'Andanzas Inéditas de un Moravo por la España del siglo XIX', que permanecerá abierta en el Instituto Cervantes hasta el 2 de abril.