Un grave ataque de cohetes contra la base militar checa en Iraq

Foto: CTK

La base militar checa en Iraq hizo frente a un ataque masivo de cohetes lanzados por los insurrectos iraquíes. Ninguno de los soldados checos resultó herido.

Foto: CTK
La tensión en la ciudad de Basora, al sur de Iraq, va escalando en los últimos meses. La base militar internacional, en la que están estacionados soldados checos, es batida por el fuego enemigo con frecuencia. Este lunes, la base se convirtió en blanco de un grave ataque de cohetes y por primera vez un cohete alcanzó la zona ocupada por los militares checos. Jana Ruzicková, del Ministerio de Defensa, ofrece más detalles acerca del incidente.

"Unos 15 cohetes fueron lanzados a la base y uno de ellos acertó directamente en la base checa. Ninguno de los militares del contingente checo resultó herido. El cohete deterioró tres vehículos y un contenedor".

Todos los integrantes del contingente checo integrado por casi un centenar de soldados, incluyendo diez mujeres, lograron refugiarse en el momento del inicio del ataque, señaló la ministra de Defensa, Vlasta Parkanová.

De izquierda: Vlastimil Picek y Jan Gireth (Foto: CTK)
"Al iniciarse el ataque, todos alcanzaron refugiarse a tiempo, por ejemplo, el refugio del comandante del contingente se encontraba a unos 20 metros del lugar donde explotó uno de los cohetes".

De los tres vehículos dañados, la explosión destruyó totalmente el camión Tatra, que tendrá que ser achatarrado, mientras que el Land Rover y el Toyota blindado podrán ser recuperados. La suma total de los daños materiales aún no está calculada pero de seguro superará 10 mil euros, según afirmó el comandante del contingente del Ejército de la República Checa en Iraq, Jan Mars, indicando que el motivo principal de los ataques insurrectos es crear presión psicológica a los aliados.

"Lo insurrectos se esfuerzan por atemorizarnos y hacernos abandonar el país, agotándonos psíquicamente", expresó el comandante.

El contingente del Ejército checo situado en Basora participa en la defensa de la base de los aliados, asegurando la protección de la entrada principal al objeto.