Tres periodistas checos en Iraq siguen en paradero desconocido

r_2100x1400_radio_praha.png

Los tres periodistas checos secuestrados en Iraq el fin de semana pasado podrían ser liberados probablemente este miércoles, así lo indicó el ministro de Cultura e Información iraquí, Mufid Jazairi.

Mufid Jazairi estudió periodismo en Checoslovaquia y en los años 60 y 70 trabajó en la Redacción árabe de la Radiodifusión Checoslovaca para el Exterior. Por ello, la parte checa se dirigió a él solicitándole su colaboración en la búsqueda de los tres periodistas desaparecidos. Jazairi afirmó que dispone de información que asegura que los checos no corren peligro.

"No sabemos quien los ha secuestrado exactamente, será uno de los grupos que compiten entre sí secuestrando el mayor número de extranjeros para poder extorsionar a los países que tienen sus Ejércitos en Iraq. Pero éste no es el caso de los checos. Hemos averiguado que los secuestradores primero pensaban que los periodistas eran polacos", aseguró Mufid Jazairi.

El corresponsal de la Radiodifusión Checa, Vít Pohanka, y dos reporteros de la Televisión Checa, Michal Kubal y Petr Klíma, desaparecieron el domingo tras partir desde Bagdad rumbo a Jordania, desde donde debieran regresar a casa.

Hasta la fecha, unos 40 extranjeros de 12 países han sido secuestrados en Iraq, sin embargo, algunos de ellos ya han sido liberados. Debido a la tensa situación en Iraq, el Ministerio de RR.EE. checo exhorta a ciudadanos checos que no viajen a ese país.

El periodista checo, Tomás Etzler, que trabaja para la cadena estadounidense CNN, resultó herido el lunes en un ataque de lanzaminas en la batalla sobre la ciudad de Faluya. Dos metrallas le alcanzaron en la espalda y una en la cabeza.

En vista de los alborotos, la organización humanitaria checa "Hombre en Emergencia", que desarrollaba sus actividades en la ciudad de Amara, al sur de Iraq, decidió evacuarse y volver en cuanto la situación se tranquilice.