Periodistas checos regresaron a su patria

Petr Klima, Michal Kubal et Vit Pohanka après le retour, photo: CTK

Tres periodistas checos regresaron este domingo a la República Checa, procedentes de Irak, después de que el pasado viernes sus secuestradores los pusieran en libertad. La nefasta experiencia de su secuestro y de la incomunicación absoluta en un país tan distante de su patria, la recordarán el resto de sus vidas.

De izquierda: Patr Klima, Michal Kubal, Vit Pohanka, foto: CTK
Seis días permanecieron retenidos en un lugar desconocido de Irak el reportero y el camarógrafo de la Televisión Checa, Michal Kubal y Petr Klíma, así como el reportero de la Radiodifusión Checa, Vít Pohanka. "Nuestras vidas estaban en manos de los secuestradores y esta experiencia será difícil de olvidar", señalaron los profesionales checos después de su regreso.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Praga, Michal Kubal agradeció en nombre de los tres por la salvación a las autoridades checas, así como a la Radio y la Televisión públicas.

"Estoy muy contento de proceder de un país cuyas autoridades se preocupan tanto por sus ciudadanos. Con mis colegas pudimos confirmarlo durante la última semana cuando permanecimos retenidos en Irak, después de haber sido secuestrados por un grupo armado desconocido. Agradecemos a las autoridades checas por todo lo que hicieron por nuestra salvación. Muchas gracias".

Michal Kubal con su novia Anetta Petrovicova, Praga, foto: CTK
Los periodistas checos reconocieron que aunque sabían del peligro durante el cumplimiento de sus tareas profesionales en Irak, después de la experiencia que les tocó vivir, considerarán en el futuro mucho más la eventualidad de trabajar en zonas de conflicto. "Lo más difícil fue la incomunicación y el desconocer los planes que tenían con nosotros los secuestradores", afirmaron. "En tales condiciones uno llega a despedirse a distancia de los seres más queridos", señaló el reportero de la Televisión Checa, Michal Kubal.

"En esos instantes nos ayudábamos el uno al otro, ya que éramos conscientes de la importancia de mantenerse en buen estado síquico. Cada uno de nosotros, no obstante, tuvo su momento crítico".

Hasta el presente se desconoce quienes fueron los secuestradores de los periodistas checos. Los observadores indican que la retención de los profesionales checos fue una de las tantas acciones con las que grupos armados iraquíes tratan de presionar a Estados Unidos y a sus aliados a retirarse de Irak.